Culpan a Nicaragua de atrasar cumbre mundial

Aseguran que nuestra representación se opone a la redacción de muchos párrafos del documento final, junto a cuatro países islámicos y el Vaticano NACIONES UNIDAS (EFE).- Nicaragua, junto a Argelia, Libia, Irán, Pakistán y el Vaticano, estarían bloqueando las negociaciones para producir el documento final de la Conferencia Especial de la ONU sobre los Derechos […]

  • Aseguran que nuestra representación se opone a la redacción de muchos párrafos del documento final, junto a cuatro países islámicos y el Vaticano

NACIONES UNIDAS (EFE).- Nicaragua, junto a Argelia, Libia, Irán, Pakistán y el Vaticano, estarían bloqueando las negociaciones para producir el documento final de la Conferencia Especial de la ONU sobre los Derechos de la Mujer, que se desarrolla en Nueva York, revelaron fuentes de la organización.

Organizaciones no gubernamentales han denunciado intentos de desvirtuar compromisos ya aceptados en Pekín hace cinco años, mientras que algunos delegados afirman que la actitud de estos países impide cerrar muchos párrafos de la declaración final, por lo que se espera que la negociación continúe hasta el último minuto.

La conferencia de la ONU sobre los derechos de la mujer, comenzó con llamadas de atención porque los avances en los últimos años son insuficientes y se está muy lejos del consenso para fijar nuevos objetivos.

Más de 10,000 personas asisten en la sede neoyorquina de la ONU a esta reunión, encargada de revisar los progresos en materia de igualdad entre hombres y mujeres desde la cumbre celebrada de Pekín, y fijar nuevas metas.

La conferencia, que concluirá el viernes, fue inaugurada por el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, quien destacó algunos avances logrados desde Pekín, pero advirtió que “queda mucho por hacer”.

Los avances encomiables y los enormes desafíos que el mundo tiene por delante en este terreno, fueron el punto común de los discursos en esta primera sesión, incluido el del presidente de la sesión, el ministro de Asuntos Exteriores de Namibia, Theo Ben Gurirab.

Ben Gurirab estimó que nunca hubo momento más propicio para progresar en la igualdad entre sexos, puesto que “somos más conscientes que nunca de las consecuencias económicas de la discriminación”.

Coincidió con Annan en que la clave del problema está en la educación, pero estimó necesario movilizar recursos para lograr la igualdad.


Injusticia total

Según datos de la ONU, dos tercios de los 110 millones de menores que no van a la escuela son niñas; la violencia contra la mujer está en ascenso, tanto dentro del hogar como en los conflictos armados que toman como objetivo a la población; la ausencia de oportunidades económicas, el tráfico de mujeres y niños, el contagio del SIDA, la discriminación en el acceso a créditos, y la propiedad de la tierra o la herencia, también afectan más a la mujer que al hombre en casi todo el mundo  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: