Desorden impide captura de Carrión McDonough

JANELYS CARRILLO BARRIOS La Jueza Octavo de Distrito del Crimen de Managua, Rafaela Urroz, expresó ayer que Alejandro Carrión McDonough, acusado de asesinar a Pablo Leal Aguirre, presentó una autodenuncia por lesiones y se retiró de su Juzgado sin que ella se enterara de lo ocurrido porque el encargado del archivo traspapeló el escrito. Así […]

Jueza Rafaela Urroz.

JANELYS CARRILLO BARRIOS

La Jueza Octavo de Distrito del Crimen de Managua, Rafaela Urroz, expresó ayer que Alejandro Carrión McDonough, acusado de asesinar a Pablo Leal Aguirre, presentó una autodenuncia por lesiones y se retiró de su Juzgado sin que ella se enterara de lo ocurrido porque el encargado del archivo traspapeló el escrito.

Así explicó la judicial el no haber accionado en contra de Carrión, al momento que éste llegara a acusarse de haber lesionado a Leal.

Leal Aguirre perdió la vida luego que el 26 de mayo Carrión McDonough le hiciera tres disparos frente a un grupo de personas de la comunidad Las Francias, en el kilómetro 23 de la carretera Managua-La Concepción.

Tres días después, Carrión fue a pedir a la Jueza Octavo que investigara las causales que lo llevaron a “lesionar” a Leal, quien presuntamente lo había amenazado con un machete.

“Yo estaba en el Juzgado… (el 29 de mayo), el secretario no me informó ni el lunes ni el martes de esa denuncia, si hubiese sido así habría procedido a hacer la ordenación del mismo, yo entregué el martes (la judicatura) a la jueza suplente y desconocía que existía (la denuncia)”, dijo Urroz.

Según el abogado acusador Noel Alonso Cano, la autoacusación persigue ganar tiempo y “arrastrar” al Juzgado Octavo la acusación criminal que en su contra rola en el Juzgado Primero de Distrito del Crimen.

Por su parte, Urroz argumentó que no conoció del hecho por un “error humano” del archivista.

Marcio Morales Pérez, abogado del imputado, promovió ayer un “incidente de inhibitoria por cuestión de competencia para que la Jueza Urroz libre oficio inhibitorio contra los jueces Primero y Séptimo de Distrito del Crimen y “remitan la causa aquí donde consideramos que es (la judicatura) competente (para conocer el caso) porque en Derecho así corresponde”.

Por su parte, Maura Gómez ahora viuda de Leal, dijo a LA PRENSA que teme por su seguridad y la de sus hijos, debido a que unos hombres han llegado en horas de la noche a apostarse cerca de la casa de una de sus cuñadas, a donde se trasladó a vivir después de la muerte de su marido.

“Mi suegro me contó que un hombre blanco y un negrito crespo, llegaron en una camioneta cerca de un palo de leche y estuvieron cerca de la casa. Después llegaron por la noche del domingo dos hombres en una moto, como a las once de la noche en cinco ocasiones, ahí por donde las Reinosa. Andaban de negro pero no les vimos las caras”, expresó la campesina  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: