Facturas de ENEL congelan hielera

Consumo es real, señala empresa eléctrica que realizó estudio de consumo energético en la planta MERCEDES PERALTACorresponsal r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>Veinte trabajadores podrían quedar desempleados Facturas de ENEL congelan hielera Consumo es real, señala empresa eléctrica que realizó estudio de consumo energético en la planta MERCEDES PERALTACorresponsal LEON.– La Hielera […]

  • Consumo es real, señala empresa eléctrica que realizó estudio de consumo energético en la planta

MERCEDES PERALTACorresponsal

r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>Veinte trabajadores podrían quedar desempleados


Facturas de ENEL congelan hielera





Consumo es real, señala empresa eléctrica que realizó estudio de consumo energético en la planta

MERCEDES PERALTA
Corresponsal


LEON.– La Hielera Alaska, fundada hace 45 años y una de las pocas industrias en esta ciudad, cerrará operaciones el 30 de junio y dejará sin empleo a 20 jefes de familia si la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), no resuelve los reclamos por los altos cobros facturados y no revela los resultados del análisis técnico realizado en la fábrica.

El Sr. Flavio Valladares Marín, gerente y propietario de la hielera, entregó a sus 20 empleados cartas de preaviso en las cuales notifica que la empresa cerrará a finales de junio, ya que la situación provocada por ENEL le impidió continuar laborando.

Valladares dijo que hasta septiembre de 1999 las facturas de ENEL oscilaban entre 12 y C$20,000, pero en octubre pasó de 40 a 64,000 córdobas, lo que le ha elevado el costo de producción del hielo que es de 8 a 20 córdobas el quintal.

Sostiene que hace meses ENEL decidió cambiar el medidor analógico que tenía la fábrica por otro electrónico y desde entonces los cobros por servicio de energía son extremadamente altos.

“Eso me obligó en noviembre a solicitar a ENEL un análisis. La institución envió desde Managua técnicos para colocar analizadores de corriente, tensión y fase”, añadió.

Hasta la fecha ENEL no ha revelado los resultados del análisis a pesar de los reiterados reclamos del empresario, considerado por la institución como “cliente especial”, y de las normas generales para la prestación de servicios eléctrico emitido por INE, que establecen un período no mayor de 15 días para resolver el reclamo, o de lo contrario se da por aceptado a favor del cliente.

Con documentos en mano, Valladares Marín demostró las alzas pues en enero le fueron facturados 32 días, habiendo producido 3,973 quintales de hielo y el cobro fue de 53, 386 córdobas. Mientras en abril el valor de la factura fue de 62,585 córdobas.

Los trabajadores de Alaska lamentan el cierre de su fuente de empleo, igual que el gerente propietario esperan “que se abra una ventanita que les permita continuar operando”.

Doña Brenda Cuadra de Rodríguez, vicegerente de la fábrica de hielo, con más de 30 años de servicio, y Rodolfo Corrales, maquinista de la hielera, coinciden en lo duro que será para ellos y el resto de trabajadores el cierre de operaciones, “pues en León no hay fuentes de empleo y aunque tengan capacidad y experiencia los empleadores prefieren contratar jóvenes”.

Flavio Valladares Marín es un reconocido empresario y productor agropecuario, que trabaja con capital propio y desde hace dos años resiente las políticas bancarias y del gobierno.

“No vemos respuesta en Nicaragua. Adonde nos metamos vamos a perder por los altos intereses bancarios y los costos de producción que no nos permiten competir”, agregó.

“El gobierno no invierte en carreteras, caminos de penetración. Para exportar los perecederos embarcamos en puertos de Costa Rica y Honduras, porque a los de Nicaragua los barcos llegan cada mes. Con los recursos naturales y las facilidades que tiene Nicaragua, es imperdonable lo que pasa en el país”, lamentó.

La noticia del cierre de hielera Alaska ha impactado a los leoneses por ser ésta pionera en la industria y se mantenido trabajando a pesar de las crisis económica que enfrenta León.

Abordado al Ing. Marcio Tellerlía Gurdián, gerente de la sucursal ENEL en León, sobre el cierre de la Hielera Alasaka, y dijo : “Estoy enterado de la decisión del cierre de la hielera y no quiero que la empresa propicie esto”.

“Se trata de una fábrica con muchos años de trabajo. Mandamos a pedir a Managua un estudio más profundo que reveló que el consumo de energía es real”, agregó el funcionario.

“El problema es que esa planta es obsoleta y sus motores son muy viejos. Iré a Managua a discutir con las instancias superiores este problema”, enfatizó.

“Tengo buena fe y preocupación porque a Alaska no se le dé una respuesta más política que económica, para evitar el desempleo de sus trabajadores”, concluyó.   

×