Cuarenta y tres ejecuciones extrajudiciales en 5 meses

Olga López Ovandoy Erick Campos r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>En Guatemala Cuarenta y tres ejecuciones extrajudiciales en 5 meses Olga López Ovandoy Erick Campos GUATEMALA.- Por lo menos 43 personas fueron ejecutadas extrajudicialmente en los primeros cinco meses del 2000, según estadísticas de la agrupación Familiares de Detenidos-Desaparecidos (FAMDEGUA), situación que […]

Olga López Ovandoy Erick Campos

r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>En Guatemala


Cuarenta y tres ejecuciones extrajudiciales en 5 meses





Olga López Ovando
y Erick Campos


GUATEMALA.- Por lo menos 43 personas fueron ejecutadas extrajudicialmente en los primeros cinco meses del 2000, según estadísticas de la agrupación Familiares de Detenidos-Desaparecidos (FAMDEGUA), situación que preocupa a sectores pro Derechos Humanos y justicia.

De acuerdo con el informe, en enero se reportó una ejecución extrajudicial; en febrero, 7; en marzo, 10; en abril, 19 y hasta el 25 de mayo, 6.

La mayoría de cadáveres han sido hallados con señales de tortura, principalmente en Villa Nueva, Mixco, y zonas 1, 3 y 8 de la capital, señala.

AUMENTARON EN ABRIL

A criterio de Miguel Angel Alvizures, de Famdegua, estos hechos se incrementaron durante marzo y abril, “lo cual tiene relación con el ambiente político que ha prevalecido en el país”.

Alvizures no descartó que las ejecuciones extrajudiciales sean parte de un plan de limpieza social llevado a cabo por las autoridades.

Además, estimó que esta práctica es un mal crónico y común que se ha utilizado en el país, con la finalidad de eliminar la delincuencia, “como resultado de la cultura de violencia que prevalece aún en muchos elementos de la policía”.

El activista hizo ver que la falta de coordinación entre los operadores de justicia -Organismo Judicial, Ministerio Público y Policía Nacional Civil- ha coadyuvado a que la delincuencia aumente cada día.

Por ello hizo un llamado a las autoridades, con el propósito de que investiguen estos crímenes y los mismos no se sumen a la lista de la impunidad.

SE DEBE ERRADICAR MAL

La opinión fue compartida por Eleonora Muralles, de la agrupación Familiares y Amigos contra la Delincuencia y el Secuestro (FADS), quien dijo que estas prácticas pertenecen al pasado, y se deben erradicar.

“Hemos notado un incremento de la violencia en los últimos meses, y por ese motivo demandamos el pronto esclarecimiento de estos hechos que debilitan el estado de Derecho y la democracia”, puntualizó.

CON NUEVA MENTALIDAD

Por su parte, el vocero de la policía, Faustino Sánchez, negó la posibilidad de que la institución tenga participación en estos asesinatos.

Las autoridades policíacas han recalcado a sus elementos el respeto de los derechos fundamentales de las personas, dijo el funcionario. “La PNC tiene una nueva mentalidad: respetar la ley”, concluyó.

(Tomado de Prensa Libre digital de Guatemala, 7 de junio del 2000).