Absuelven a tico sospechoso de asesinar a 3 nicas

IRENE VIZCAÍNORedactora de La Nación, Costa Rica r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>Tribunal no encontró suficientes pruebas Absuelven a tico sospechoso de asesinar a 3 nicas IRENE VIZCAÍNORedactora de La Nación, Costa Rica Los cuerpos de tres hombres de nacionalidad nicaragüense aparecieron en un barranco del Parque Nacional “Braulio Carrillo”, sin que […]

IRENE VIZCAÍNORedactora de La Nación, Costa Rica

r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>Tribunal no encontró suficientes pruebas


Absuelven a tico sospechoso de asesinar a 3 nicas





IRENE VIZCAÍNO
Redactora de La Nación, Costa Rica


Los cuerpos de tres hombres de nacionalidad nicaragüense aparecieron en un barranco del Parque Nacional “Braulio Carrillo”, sin que nunca se estableciera la causa de muerte.

Este es el primero de muchos elementos que razonó el Tribunal de Goicoechea para absolver al taxista pirata Javier Madrigal Sáenz de los asesinatos de los nicaragüenses José Urbina Urbina, Félix Pascual Rodríguez García y Mauricio Guzmán Martínez.

En el primer caso quedó establecido para los jueces que el imputado conoció a Urbina y estuvo con él el 25 de marzo de 1998, día de su desaparición.

No obstante, el aporte de un testigo los puso a dudar de si fue el taxista la última persona que estuvo en compañía del fallecido.

Por temores que el mismo Urbina había comentado y denuncias que interpuso, el Tribunal llegó a la conclusión de que “el ofendido estaba rodeado de personas que tenían diferentes razones para acabar con su vida”.

Tampoco quedó establecido que el taxista drogara a Urbina para matarlo y robarle, ni que la ropa sucia que llevaba el ‘encartado’ horas después fuera producto de haber ido al Parque Nacional “Braulio Carrillo” a tirar el cuerpo.

Las pruebas presentadas sólo demostraron que Madrigal tenía bienes de la víctima y esto significó una condena de tres años de prisión por hurto simple. A estos se sumaron tres años más por otro delito.

El fallo integral de los jueces Hanny Sbravatti, Álvaro Burgos y Rosaura García, se dio a conocer el lunes. La fiscalía estudia la posibilidad de impugnarlo ante la Sala Tercera.

LOS OTROS CASOS

En la muerte de Félix Rodríguez, lo único con que contó el Tribunal fueron fracciones de lotería halladas en la casa de Madrigal y que supuestamente compró la víctima el día de su muerte.

“…materialmente no contamos con prueba alguna o con indicios que no vengan a vincular al encartado en los hechos”, dice el fallo.

Un encendedor y un llavero fueron las pruebas en el caso de Mauricio Guzmán, objetos que no condujeron a los jueces a señalar a Madrigal como el responsable.

Durante el debate no se contó además con la presencia de Camilo Ríos. La denuncia de este hombre condujo a la detención de Madrigal, aunque para los jueces hay muchas incongruencias en su historia.

Frente a estos argumentos, la directora del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Lineth Saborío, defendió la investigación de los agentes de Delitos contra la Vida.

“En principio, lo que teníamos eran restos óseos y de ahí pudimos arribar a quiénes eran las personas y lograr un nexo con el imputado”, dijo la jerarca.

Saborío, lo mismo que el fiscal general, Carlos Arias, insistieron en que ésta no es la última instancia.

NO PROBADO

Doce hechos incluidos en la acusación formulada por la Fiscalía contra Javier Madrigal Sáenz no fueron probados durante el debate, según el criterio de los jueces. Entre éstos:

• Que José Urbina Urbina llevara los bienes descritos el día de su desaparición y que el imputado se apoderara de ellos en forma ilícita.

• Que la mañana del 25 de marzo de 1998 en un sitio y de manera no precisados, Madrigal acabara con la vida de Urbina y lanzara su cuerpo a un barranco, dos kilómetros al sur del túnel Zurquí.

• Que al retirar ¢75,000 (colones ticos) de la tarjeta de débito del fallecido la esposa de Madrigal (acusada por hurto) tuviera conocimiento de que la tarjeta era robada.

• Que el 4 de abril de 1998 Madrigal se encontrara en San José con Félix Pascual Rodríguez para robarle algunos bienes y que luego le diera muerte y lo lanzara al mismo sitio que a Urbina.

• Que Félix Rodríguez hubiera comprado fracciones de lotería del mismo número que las decomisadas en la casa de Madrigal Sáenz.

• Que entre las 12 m. y las 10 p. m. del 7 de abril de 1998 Madrigal se encontrara con Mauricio Guzmán Martínez en un sitio no precisado de San José, para robarle un encendedor y una llave. Que luego le dio muerte y lo lanzó al precipicio.   

×