Jerez prepotente: “No pudieron doblarme el brazo”

Prometió correr como candidato a Diputado Nacional y ganar curul en el año 2001 EDUARDO MARENCO r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»> Jerez prepotente: “No pudieron doblarme el brazo” Prometió correr como candidato a Diputado Nacional y ganar curul en el año 2001 EDUARDO MARENCO Se vio obligado a renunciar, pero al […]

  • Prometió correr como candidato a Diputado Nacional y ganar curul en el año 2001

EDUARDO MARENCO

r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>


Jerez prepotente: “No pudieron doblarme el brazo”





Prometió correr como candidato a Diputado Nacional y ganar curul en el año 2001

EDUARDO MARENCO


Se vio obligado a renunciar, pero al igual que el general retirado Humberto Ortega, años atrás, Byron Jerez, titular de la Dirección General de Ingresos (DGI), él dijo la última palabra sobre la hora y el día para abandonar su cargo: 30 de junio del 2000.

Jerez, a la vez Secretario General del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, interpuso su renuncia ante el ministro Esteban Duque Estrada el día de ayer al mediodía, luego que la Contraloría recomendara su destitución, pero la misma se hace efectiva hasta el 30 de junio del 2000.

“No pudieron doblarme el brazo. Querían ver si me doblaban el brazo, pero este brazo, a este gordo, no (se) lo pudieron doblar”, dijo.

Jerez aseveró que no renunció antes porque quería estar al frente de las investigaciones, ya que ahora no confía en sus amigos. “Cuando voy caminando, ahora vuelvo a ver para atrás para ver si es mi sombra… si yo me he ido, era posible que me serrucharan el piso y hubiera salido hoy con una presunción penal”, puntualizó.

En una conferencia de prensa en la que impidió el acceso nuevamente a LA PRENSA, Jerez afirmó que desde diciembre de 1999 tenía planes para estar en la campaña electoral a partir del primero de junio del 2000, pero que retrasó la decisión para estar al frente de las investigaciones.

“Mi renuncia fue voluntaria”, reiteró, “nos veremos en la Asamblea Nacional en el 2001”, puesto que será candidato a diputado nacional por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Agregó que siendo tesorero nacional, le toca la difícil tarea de recaudar fondos para su partido.

JEREZ AGRADECIO A CONTRALORES COLEGIADOS

Dio gracias a Dios, su familia, amigos y colaboradores. “Agradezco al señor presidente de la República, (quien es)… no mi amigo… ¡mi hermano!, como amigo y como liberal”, dijo Jerez.

Felicitó a la Contraloría porque el dictamen fue “apegado a la verdad y a derecho, a pesar de 91días de campaña calumniosa y de desprestigio contra mi familia”.

El dictamen, dijo, demostró su inocencia.

Referente a la glosa de 44,000 dólares que le interpuso la Contraloría para que justificara el egreso de dicho dinero, Jerez dijo que “ya vienen dos facturas en camino (para soportar las compras de las motos Bussiness Express) y se acaba la glosa”.

Agregó que “sólo Dios no se equivoca. En cualquier empresa que hagan auditorías habrá fallas administrativas. De fondo, que se haya perdido algo, que los impuestos de los contribuyentes hayan sido perjudicados, (eso) no existe”.

“En el pasado se dieron (en la Contraloría) resoluciones administrativas con penalidades de dos o un mes (de salario como multa), se pagaba la penalidad y seguían en sus puestos, pero no me molesta porque ya tenía planificado irme. Me siento orgulloso y feliz”, apuntó Jerez.

Agregó que vivió “una lucha de 54 días, más de cuarenta auditores y asesores legales trabajaron con el equipo de trabajo de la DGI, mostrándole todos los documentos y no se determina que el Estado haya perdido un peso o que haya tenido vinculación con ninguna de las compañías con que me han querido vincular. Me siento con mi frente en alto, me voy tranquilísimo de la misión cumplida, voy a luchar desde el partido para que la noche oscura no vuelva a Nicaragua y eso sí… les garantizo que el liberalismo continuará en el poder”.

“Me retiro para apoyar a mi partido liberal y derrotar al sandinismo y a los otros zancuditos”, recalcó.

LLUVIA DE ATAQUES A LA PRENSA

Jerez insinuó que LA PRENSA robó documentos públicos en las oficinas de la DGI para justificar el no haber presentado documentos originales a la Contraloría, sin especificar de qué documentos se trataba. “Aquí se perdieron documentos originales, las copias de los documentos fueron publicados por LA PRENSA, esos documentos no pudimos mostrarlos porque no existían, no porque nosotros los desaparecimos, sino porque se los llevaron para ser publicados, se los robaron de los archivos de la DGI y los filtraron”, dijo Jerez.

Añadió que LA PRENSA buscó “sangre donde no la hay”.

“Me dedicaré a mis negocios particulares que espero ahora no le molesten al señor Loáisiga o al señor Marenco”, agregó, en alusión a los reporteros de LA PRENSA que investigaron las irregularidades en la DGI.

Cuando una periodista lo emplazó a justificar por qué no permitió el ingreso de LA PRENSA a la conferencia de prensa, constituyendo el hecho una violación a la libertad de expresión, Jerez contestó que “yo respeto los derechos humanos de las personas y le voy a contestar inclusive que el diario LA PRENSA no merece ni el más mínimo respeto”.