Latinoamérica acuerda agenda para la asamblea del milenio de ONU

(AP) CARTAGENA, COLOMBIA.- Los presidentes del Grupo de Río aprobaron una extensa agenda de los temas que deben ser prioritarios para incluir en la agenda de la asamblea del milenio de las Naciones Unidas, que van desde el desarme nuclear hasta el fortalecimiento de los derechos humanos. En la declaración final de la reunión de […]

(AP)

CARTAGENA, COLOMBIA.- Los presidentes del Grupo de Río aprobaron una extensa agenda de los temas que deben ser prioritarios para incluir en la agenda de la asamblea del milenio de las Naciones Unidas, que van desde el desarme nuclear hasta el fortalecimiento de los derechos humanos.

En la declaración final de la reunión de dos días del mecanismo de concertación política de América Latina, los presidentes de 16 países y delegados de otros tres, mencionaron estos otros temas:

– Acuerdos parra controlar la fabricación y tráfico de armas y el crimen transnacional.

– Ratificación de la convención de Ottawa para la eliminación total de las minas antipersonales por parte de los países que aún no lo han hecho.

– Aplicación de “un enfoque integral de los derechos humanos que abarque los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales y que esté basado en el respeto a la dignidad de las personas y la protección de las garantías fundamentales”.

– Eliminación de acciones unilaterales por fuera del marco de la Carta de las Naciones Unidas.

– Respaldo a la creación del estatuto de la Corte Penal Internacional para castigar ciertos crímenes de trascendencia internacional.

– Respeto al derecho internacional humanitario para marginar a la población civil, y especialmente a los niños, de los conflictos armados.

– Derecho a la vida, trato digno, justo y no discriminatorio para los migrantes.

– Un enfoque integral del problema mundial de las drogas para adelantar la lucha global contra los narcotraficantes, dentro del criterio de responsabilidad compartida de los países productores y consumidores.

– Impulsar un proyecto de tratado mundial contra la corrupción y el lavado de dineros ilícitos.

– Rechazo de las restricciones al comercio, especialmente en el sector agrícola, con argumentos de protección al medio ambiente.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: