Tregua en el Cuerno de Africa

Hassane Meftahi (AP) ARGEL.- Etiopía y Eritrea firmaron ayer un cese de hostilidades en su guerra fronteriza de más de dos años, que ha dejado a decenas de miles de muertos en las dos naciones del Cuerno de Africa. La firma del documento por los cancilleres Haile Woldensae de Eritrea y Seroum Mesfin de Etiopía […]

Hassane Meftahi (AP)

ARGEL.- Etiopía y Eritrea firmaron ayer un cese de hostilidades en su guerra fronteriza de más de dos años, que ha dejado a decenas de miles de muertos en las dos naciones del Cuerno de Africa.

La firma del documento por los cancilleres Haile Woldensae de Eritrea y Seroum Mesfin de Etiopía no determina el fin de la lucha de los últimos 25 meses entre los vecinos africanos, pero permite que haya una tregua mientras los negociadores delinean la frontera tan amargamente disputada.

“Este acuerdo marca el principio del fin de dos años de conflicto”, dijo Woldensae. “Es el primer paso concreto hacia la paz entre los dos países después de una guerra inútil”.

En Washington, el presidente Bill Clinton calificó al acuerdo de “paso decisivo que… puede y debe permitir a los dos países realizar su potencial en la paz en lugar de derrocharlo en la guerra”.

El acuerdo, bajo los auspicios de la Organización de Unidad Africana (OUA), que actualmente preside Argelia, fue logrado después de más de dos semanas de conversaciones interrumpidas por combates entre las partes.

El documento insta a que se emplacen fuerzas de paz internacionales en una “zona de seguridad” mientras los negociadores se dedican a la tarea. Los pacificadores actuarán bajo los auspicios de la OUA.

Señala que las dos naciones “cesarán toda actividad hostil por tierra y aire inmediatamente después de la firma del acuerdo, garantiza libertad de movimiento y acceso a la misión de pacificación y el respeto y protección para los miembros de esta misión”.

El presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, que asistió a la firma del acuerdo, elogió “los esfuerzos de la OUA, los gobiernos africanos, a Estados Unidos, la Unión Europea y las Naciones Unidas por (su trabajo para) incrementar la estabilidad y una paz global en Africa”.

Asimismo, estuvieron presentes en la firma el secretario general de la OUA, Salim Ahmed Salim, el enviado especial estadounidense Anthony Lake, y un representante de la Unión Europea, Rino Seri, de Italia.

“Este es un momento importante que pone fin a dos años de conflicto”, dijo Lake después de la firma. “Es un momento para pensar en los miles de muertos, heridos y desplazados más allá de sus fronteras”.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, envió un equipo de expertos al Africa para tratar sobre los planes de enviar una misión de paz y ofreció el respaldo de las Naciones Unidas.

Etiopía ha insistido que no retirará sus tropas del territorio de Eritrea hasta que se emplace un contingente de fuerzas de paz de la ONU en una zona de seguridad.

Algunos diplomáticos han insinuado que la fuerza podría estar integrada por 2,000 soldados, al tiempo que otros han mencionado que se podría requerir el doble.

Bajo el acuerdo, Etiopía debe replegarse de posiciones tomadas después del 6 de febrero de 1999. El repliegue debe ocurrir tras la llegada de la misión de paz.

El acuerdo no significa un cese de fuego incondicional, ya que Etiopía se ha reservado el derecho de responder a “provocaciones” de Eritrea.

“Espero que la parte contraria (Eritrea) respete el acuerdo”, dijo Mesfin, quien se comprometió a “participar plenamente del proceso de paz”.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: