Inversionistas ticos interesados en GRACSA

NIDIA RUIZ LOPEZnidia.ruiz@laprensa.com.ni Empresarios costarricenses interesados en comprar la empresa Grasas y Aceite S.A. (GRACSA), inspeccionaron las instalaciones, durante el fin de semana pasado, explicó José Augusto Navarro, presidente de la Unión de Productores de Nicaragua (UPANIC). “Tengo información que el sábado pasado llegaron a Chinandega en avión unos empresarios ticos interesados en la compra […]

NIDIA RUIZ LOPEZnidia.ruiz@laprensa.com.ni

Empresarios costarricenses interesados en comprar la empresa Grasas y Aceite S.A. (GRACSA), inspeccionaron las instalaciones, durante el fin de semana pasado, explicó José Augusto Navarro, presidente de la Unión de Productores de Nicaragua (UPANIC).

“Tengo información que el sábado pasado llegaron a Chinandega en avión unos empresarios ticos interesados en la compra de GRACSA, pero no se saben los resultados concretos”, explicó.

Agregó que todos los productores de soya están confiados en que los inversionistas costarricenses compren la empresa para poder sembrar en este ciclo y volver a los niveles del ciclo 1998-99, que fue de 25,000 manzanas.

La siembra de soya decayó el ciclo pasado ya que sólo se sembraron 12,000 manzanas, las proyecciones para el ciclo 2000-2001 es de recuperar la siembra a 25,000 manzanas, según cifras del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAG-FOR).

La empresa GRACSA le adeuda a unos 300 productores un poco de 1,8 millones de dólares por concepto de semilla entregada por los productores a la empresa el año pasado.

El tema de la soya será uno de los puntos a abordar en el encuentro que sostendrán el día de hoy en horas de la tarde varias organizaciones de productores con el Ministro Agropecuario y Forestal, José Marenco Cardenal, quien asumió la cartera recientemente.

Navarro, expuso que el tema del mercado interno de la soya será uno de los tópicos del primer encuentro con el nuevo funcionario.

El marco de políticas que dio a conocer esta institución expresa que el precio del quintal de soya se asegura en 10.5 dólares a los productores. Para asegurar este precio se tiene que firmar un contrato entre los productores y compradores, lo cual no se ha hecho.

“El contrato es fundamental, porque nadie te presta plata para sembrar algo si no sabe a cómo lo vas a vender o si va a haber quién te lo compre, si todo el mundo sembrara y no se resuelve la situación de GRACSA estará desapareciendo prácticamente el comprador más grande de soya”, expuso.

LA PRENSA intentó comunicarse con la empresa para obtener mayor información, pero tanto en Managua como en Chinandega no se encontraban los funcionarios facultados para opinar al respecto.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: