Crimen organizado poneen zozobra a Guatemala

Inseguridad ciudadana llega a niveles muy altos Un caricaturista del diario “Siglo Veintiuno” le pregunta al mandatario que a donde mandará a los 12 millones de habitantes restantes que también sufren por el clima de inseguridad y le dice que “yo quiero Canadá” (ACAN-EFE) GUATEMALA.- Los guatemaltecos viven en un clima de zozobra y a […]

El presidente Alfonso Portillo aparece aquí junto a su madre Hilda Cabrera. El mandatario guatemalteco confirmó el martes que su madre, una hermana, su cuñado y dos sobrinos abandonaron Guatemala el pasado domingo por temor a posibles represalias de la banda de secuestradores “Los Pasaco”. LA PRENSA/AP.

  • Inseguridad ciudadana
    llega a niveles muy altos
  • Un caricaturista del diario “Siglo Veintiuno” le pregunta al mandatario que a donde mandará a los 12 millones de habitantes restantes que también sufren por el clima de inseguridad y le dice que “yo quiero Canadá”

(ACAN-EFE)

GUATEMALA.- Los guatemaltecos viven en un clima de zozobra y a merced del crimen organizado que incluso ha obligado a la familia del Presidente de la República, Alfonso Portillo, a abandonar este país por medidas de seguridad.

Dirigentes de organizaciones populares y de derechos humanos se preguntan que si el mandatario no confía en las fuerzas de seguridad “¿qué puede esperar de ellas el resto de los habitantes?”.

Portillo confirmó el martes que su madre, una hermana, su cuñado y dos sobrinos abandonaron Guatemala el pasado domingo por temor a posibles represalias de la banda de secuestradores “Los Pasaco”.

Dos integrantes de este grupo, Luis Amílcar Cetino Pérez y Tomás Cerraté, serán ejecutados el próximo 29 de junio, una vez que Portillo les negó el indulto presidencial el pasado 30 de noviembre.

Ambos condenados fueron hallados culpables del secuestro, el 16 de noviembre de 1996 en la capital, de la empresaria Isabel Bonifasi de Botrán, quien fue asesinada el 28 de enero de 1997 en el municipio sureño de Villa Nueva.

Uno de los principales dirigentes de la banda, Elver Gabriel García Alvarado, se fugó de la prisión el 10 de enero pasado y es el que estaría fraguando el secuestro de un familiar del presidente para canjearlo por uno de los sentenciados a muerte.

La salida de la familia del gobernante guatemalteco ha provocado críticas y preocupación entre dirigentes humanitarios y de organismos populares que consideran la medida como un mal presagio que influirá en el ánimo de los administradores de la justicia.

Según el Procurador de los Derechos Humanos, Julio Arango, ello demuestra la psicosis de violencia que vive el país, mientras que el jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas (MINUGUA), Juan Corlazzoli, opinó ayer que ese tipo de situaciones podría dañar la imagen de Guatemala.

En declaraciones el miércoles a la prensa local, el dirigente humanitario Frank La Rue, dijo que “es un gravísimo error gubernamental dejarse presionar por el crimen organizado”.

Mientras, el presidente del Congreso, el general golpista José Efraín Ríos Montt, se preguntó que “¿cómo vamos a estar seguros los que no podemos defendernos sin son amenazados los que pueden defenderse?”.

Un caricaturista del diario “Siglo Veintiuno” le pregunta al mandatario que a donde mandará a los 12 millones de habitantes restantes que también sufren por el clima de inseguridad y le dice que “yo quiero Canadá”.

Mientras, en la caricatura de “Prensa Libre” aparece Portillo dándole la mano al director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mario Cifuentes, y le dice “en vos confío” y a la par el mandatario aparece con maletas y le dice a su familia “apúrense muchá” (rápido muchachos).

Ni la salida del Ejército a las calles desde el pasado sábado para apoyar a las fuerzas de seguridad civil ha logrado reducir los índices de criminalidad en este país centroamericano.

En las primeras horas del martes se perpetró una matanza de ocho miembros de una misma familia, entre ellos dos menores de edad, en la provincia oriental de Jalapa.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: