Schumacher no terminó

EDGAR TIJERINO M. edgard.tijeirno@laprensa.com.ni Si revisamos las circunstancias que han rodeado al alemán Michael Schumacher en cada uno de los nueve Grandes Premios realizados en la primera mitad de la temporada del 2000, y nos deslizamos sobre especulaciones inútiles hacia lo que hubiera podido ocurrir, el astro del equipo Ferrari-Shell, debería haber ganado todas las […]

Michael Schumacher, el gran favorito para imponerse, quedó fuera de la competencia por desperfectos en el motor.

EDGAR TIJERINO M. edgard.tijeirno@laprensa.com.ni

Si revisamos las circunstancias que han rodeado al alemán Michael Schumacher en cada uno de los nueve Grandes Premios realizados en la primera mitad de la temporada del 2000, y nos deslizamos sobre especulaciones inútiles hacia lo que hubiera podido ocurrir, el astro del equipo Ferrari-Shell, debería haber ganado todas las carreras.

Ayer, en Francia, Schumi salió con un tiro, dominó al primer tercio de la prueba en tal forma, que la única intriga latiendo sobre la pista, parecía circunscrita a ¿Quién será el segundo?, pero poco a poco, el Ferrari fue perdiendo vitalidad y terminó rompiéndose ante el asombro de los Ingenieros…Schumi abandonó y quedó sin puntos –lo peor que podía ocurrir- mientras el escocés de McLaren, David Coulthard, aseguraba su tercera victoria del año y con 44 puntos, se acercaba amenazante al liderato que tiene el alemán.

En las cuatro primeras vueltas, Schumacher registró tres tiempos más rápidos… El Ferrari rugía consistentemente y se desplazaba con arrogancia sobre la pista buscando su sexto triunfo de la temporada…El segundo era el brasileño Rubens Barrichello bloqueando los intentos de agresión de Coulthard y Hakinnen, los hombres de McLaren, hambrientos por subir al podio.

Incluso durante las paradas en los pits, la gente de Ferrari respondió con prontitud, no como en Barcelona, y Schumacher permaneció en la punta.

Los McLaren hicieron ceder a Barrichello, intensificaron su presión sobre Schumi cuyo carro comenzaba a cojear, y cuando faltaban 20 vueltas, el motor no dio más. Ya había sido desplazado por Coulthard, y el escocés, milagroso sobreviviente hace unas semanas en un accidente aéreo, se proyectó hacia la victoria estrechando diferencia en puntos con Schumacher que acumula 56, y ampliándola sobre su compañero de equipo y dos veces consecutivas, 98 y 99, Campeón Mundial, Mika Hakinen.

Lo mejor que podía esperar Schumacher en medio de la desgracia de tener que abandonar, era que Barrichello lograra la victoria para Ferrari, pero horas después de la salida de otro brasileño, Kuerten en Wimbledon, Barrichello tuvo que resignarse a un tercer puesto.

Evitar un nuevo triunfo de Scumacher, era la consigna entre la gente de McLaren, pero, después de verlo apoderarse de la posición de privilegio en la salida con tanta autoridad, ese propósito se debilitó mucho, y las esperanzas se concentraron en una falla mecánica.

El aparato técnico de Ferrari descartó esa posibilidad. “Puede ocurrir, pero no en esta carrera. El carro está en su punto”, dijeron los Ingenieros.

Con Schumacher sin puntos en Francia, se mantiene el suspenso alrededor de las ocho carreras pendientes en el calendario… Pese a no terminar, Schumacher confirmó ser el mejor hombre en estos momentos en Fórmula Uno.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: