Defiende tu independencia

Estimada psicóloga: Mi caso es el siguiente: tengo un novio desde hace año y medio, él tiene 25 y yo 20 años, nuestra relación siempre ha sido bien abierta, desde un principio él me confesó que tenía un hijo pequeño que fue concebido en un encuentro casual con una ex novia y que no fue […]

Estimada psicóloga: Mi caso es el siguiente: tengo un novio desde hace año y medio, él tiene 25 y yo 20 años, nuestra relación siempre ha sido bien abierta, desde un principio él me confesó que tenía un hijo pequeño que fue concebido en un encuentro casual con una ex novia y que no fue deseado; pero al paso del tiempo se me ha hecho difícil confiar en él aunque yo sé que me quiere, no me sale de la cabeza que me pueda engañar.

A él no le gusta que yo salga con mis amigas(os), si no es en su compañía no salgo y cuando hablamos del tema me dice que es porque me cuida y no quiere que ande de vaga.

El dice que le gusta que yo haga lo que él quiere, yo trato de complacerlo en lo que pueda, pero a veces exploto porque es demasiado posesivo, aunque si yo le pido algo muchas veces me complace pero dice que todo tiene su límite.

También me dijo que al inicio de nuestra relación le gustaba porque era bien atenta con él, cariñosa, que lo comprendía bastante, también le gusta tener relaciones conmigo.

No sé qué hacer porque a veces me asfixia, pero en cambio otras veces me hace sentir bien querida pues él hace cosas que nunca antes nadie ha hecho por mí y me encantan muchas cosas de él, con él he aprendido bastante y lo amo muchísimo, y no quisiera que nuestra relación se termine por esta situación.

¿Qué me aconseja?, necesito su ayuda por favor.

Respuesta:

Agradezco mucho tu sinceridad y también sé y entiendo lo difícil que pudo haber sido para vos dejar salir tus inquietudes y tus dudas acerca de lo que estás viviendo.

Ser mujer ha implicado y significado en nuestro aprendizaje hacer y ser todo lo que otros(as) quieren que hagamos y seamos. Nos enseñan a estar pendientes de las necesidades de los(as) demás, a ser sumisas, dependientes, frágiles y vulnerables y esto hace que lo que sienten y piensan los demás esté por encima de nuestras propias necesidades. Existe en nuestras relaciones una sensación de vacío, frustración y en algunas ocasiones insatisfacción, porque estamos dando más de lo que recibimos a cambio.

Esto genera desequilibrio a nuestras emociones porque casi siempre estamos ocultando y negando lo que sentimos para “estar bien con los(as) demás”.

En la relación de pareja los espacios personales deben ser respetados, ya que es una necesidad para cualquier persona compartir con otros(as) personas otras experiencias y lugares. El compromiso de respetar y ser leal hacia el otro(a) lo define cada quien, es personal y depende del grado de madurez y responsabilidad con el que se asuma ese compromiso.

Habla con él, decile lo que pensás y sentís. Enséñale a verte no como objeto, sino como sujeto que piensa y que opina.

Habla sin miedo porque la persona que esté con vos debe saber que tenés la capacidad de expresarte, di lo que pensás y sentís y principalmente sabes el momento exacto de ceder o mantener una posición.

¿Qué es lo que de él te hace sentir insegura?, ¿cómo se comporta, si sus actitudes fomentan tus dudas?.

No me das muchos elementos al respecto, pero debes revisar eso para encontrar las respuestas a tus inquietudes.

Si decís quererlo, debes hablarle para que así te des cuenta hasta dónde él está en capacidad de ceder para respetar tus espacios, aceptarte como sos y ayudar y dejarte ser independiente.

Lic. Karla Olivares

Psicóloga Integral

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: