"Julio Sabala es bien sensible", Lya Barrioz

“Cuando nació era la niña que tenía los pulmones más fuerte de toda la clínica. Yo sabía cuando me la iban a llevar, la reconocía por su llanto”, recuerda doña Susana Sánchez, madre de Lya Barrioz. Esos pulmones con el pasar del tiempo se conjugaron con su melodiosa voz. Y esta suma de dones ha […]

“Cuando nació era la niña que tenía los pulmones más fuerte de toda la clínica. Yo sabía cuando me la iban a llevar, la reconocía por su llanto”, recuerda doña Susana Sánchez, madre de Lya Barrioz.

Esos pulmones con el pasar del tiempo se conjugaron con su melodiosa voz. Y esta suma de dones ha dejado sus frutos. Lya Barrioz ha logrado cosechar muchos éxitos en el mundo artístico a sus 28 años de edad.

En Nicaragua no hay quien haya danzado al son de Macolla, grupo del cual Lya fue la principal voz. Luego de tres años y medio decidió lanzarse como solista, logrando grabar su primer CD Canciones Prohibidas.

Con la interpretación del tema musical Libera el Corazón representó a Nicaragua en la OTI 2000 que se realizó en Acapulco. Recientemente compartió escenario con el inigualable imitador Julio Sabala, quien la semana pasada realizó dos presentaciones en nuestro país.

Lya Barrioz acompaño a Sabala en la interpretación del tema musical Vivo por Elena, interpretado originalmente por Andrea Bochelli y la española Martha Sánchez. Su actuación fue una de las más gustadas, robándoles unos cuantos a aplausos al imitador.

Aquí Entre Nos-. Recientemente compartiste escenario con una personalidad como Julio Sabala. ¿Qué te pareció la experiencia?

Lya Barrioz-. Además que enriquece mi perfil artístico, personalmente fue una experiencia muy linda porque él (Julio Sabala) es un ser humano bien sensible, bien cálido. Además que es un gran profesional y de quien una tiene mucho que aprender porque conoce muy bien el medio. La gente con la que trabaja es extremadamente profesional y puntual. Es bien accesible como persona.

Más allá del trabajo que hicimos juntos, nació una amistad bien bonita. Hay planes más adelante para realizar dos o tres presentaciones más probablemente. Y más allá de esto hay otras cosas que en su debido tiempo daremos la sorpresa.

AEN-. Tu presentación fue una de las más aplaudidas por el público. ¿Qué sentiste en ese momento?

LB-. Mira, la verdad es que uno nunca se cansa de eso. Siempre es una gran emoción, sobre todo porque en mis conciertos la mayor parte de mi público es gente de clase media, clase media alta, pero ahí había mucha gente de clase alta que desconocen lo que está pasando en la farándula nacional. Entonces, para ellos fue el primer reencuentro conmigo, porque a través del periódico o algunos otros medios sabían sobre mi persona, pero no me habían escuchado. Fue lindo cautivar ese otro segmento del público que, ahora tengo la sensación que conquisté para otros conciertos o tipos de eventos. Fue precioso que me aplaudieran de esa forma, que me dieran esa acogida porque a veces uno se siente extranjero en su patria.

AEN-. ¿Tus inicios en la música?

LB-. ¡Ay! Es casi una novela eso. Si vos me hubieras conocido hace quince años, yo te hubiera dicho que jamás en mi vida me ibas a ver cantando sobre una tarima. Mis planes eran totalmente de un extremo a otro. En principio ni pensaba quedarme en el país, de hecho me fui.

Yo era súper tímida. Para mí era un castigo cuando mi papá sacaba su guitarra en eventos de sus amistades. ¡Ay Dios mío!, decía yo cuando venía con la guitarra. Sufría. Me encerraba en el cuarto y me llegaban a sacar, pero a la gente le encantaba.

Luego me tocó cantar a la fuerza también pero más conscientemente cuando estaba en el colegio. Yo era la presidenta de cultura y en una ocasión organicé un concurso de canto pero nadie se quería inscribir, entonces decidí dar el ejemplo y luego muchos se inscribieron. Pero en el primer ensayo todo el mundo se salió del concurso cuando yo canté. Así que obviamente gané por unanimidad (sonríe). Todavía para ese tiempo no sabía realmente si tenía algún talento porque como fui la única, no tenía ningún parámetro.

De ahí salté a aquel programa televisivo Energía que era intercolegial. Me acuerdo que hicimos historia porque competimos contra el Centroamérica y le ganamos. Así fui escalando, hasta que llegamos a lo que se conoció como el Gastón 1989, donde obtuve el tercer lugar con la canción Dulce seductor. Ahí conocí a los que luego formarían el grupo Macolla, con los que compartí tres años y medios. Después decidí lanzarme como solista, con el apoyo de mi productor (Pierre Persons) y así nació mi primer disco Canciones prohibidas.

AEN-. Me decías que antes de incursionar en el mundo artístico deseabas estudiar. ¿Cuáles eran tus planes?

LB-. Siempre me llamaron la atención dos cosas: Arquitectura y Administración de Empresas. De hecho estuve estudiando administración y me salí porque llevaba excelente promedio y no quería bajarlo ni perder clases para la cuestión de la OTI. Pronto voy a regresar a continuar mi carrera. Y antes de eso tenía el inglés como segundo idioma, el francés como tercero. Técnico medio en computación, el curso de oracol y secretariado ejecutivo bilingüe.

AEN-. ¿Cuáles son tus hobbie?

LB-. Me gusta pintar. Escribo, tal vez más adelante musicalice algunos de mis poemas. Todavía no me he decidido porque yo me vuelco mucho sobre mis palabras. Uno se desnuda en los poemas porque son vivencias personales y todavía no estoy preparada psicológicamente para compartir eso con el resto de la gente. Pero sí tengo proyectos más adelante de hacerlo. Mientras tanto estoy feliz con Pierre siempre como mi productor y compositor de mis temas. De hecho estamos recopilando temas para el otro CD.

AEN-. ¿Soltera, casada o divorciada?

LB-. Soltera, soltera, soltera.

AEN-. ¿Sin compromiso?

LB-. Bueno… (sonríe). Nunca se sabe (vuelve a reír).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: