Keanu Reeves

Desde que los directores Larry y Andy Wachonwski le enviaron el guión de THE MATRIX, Keanu Reeves se interesó en la película, pues siempre ha sido fanático de las novelas cómicas gráficas. Los directores de la película afirman que estaban buscando un maniático. Y Larry agregó, “Keanu era nuestro maniático perfecto”. Reeves ha estado muy […]

Desde que los directores Larry y Andy Wachonwski le enviaron el guión de THE MATRIX, Keanu Reeves se interesó en la película, pues siempre ha sido fanático de las novelas cómicas gráficas. Los directores de la película afirman que estaban buscando un maniático. Y Larry agregó, “Keanu era nuestro maniático perfecto”. Reeves ha estado muy ocupado. Tiene varias películas por estrenarse. Su grupo musical, Dogstar, acaba de sacar su álbum. Sin embargo ya cuenta entre sus proyectos la secuela de The Matrix.

Sabe que sus destrezas en pelea progresarán en las secuelas de la película. “Si puedes pelear con cinco personas, eso es cosa de Bruce Lee”, dice.

La película demanda mucha agilidad y destreza, mucha preparación; se supone que los actores se entrenaron por cuatro meses y un año de grabación. Aunque, se siente atrapado al no poder dar puntapiés porque recién se recupera de una cirugía en el cuello, explica: “Tengo una fusión de dos niveles, tuve un disco compreso viejo y otro destrozado”.

El actor de 23 años de edad, nació en Beirut, Líbano, a mediados de los sesenta, cuando era una ciudad cosmopolita. Su madre, Patricia es una británica, diseñadora de modas, divorciada en cuatro ocasiones; su padre, Samuel Nowlin Reeves, es un geólogo de origen chino-hawaiano, quien abandonó a la familia cuando Keanu tenía dos años.

Reeves es un tipo extraño. No siempre es fácil lograr una conversación con él. Parece hacer un gran esfuerzo para mostrarse amable. En todo esto se nota una especie de agonía y un gran silencio impera en la entrevista. Apenas sonríe.

Cuando se le preguntó cómo era de chico, contestó que era muy social. Los primeros siete años de su niñez los pasó de un lado a otro: Líbano, Australia, Estados Unidos y luego se radicó en Toronto con su madre. Vivió ahí hasta que se trasladó a Hollywood para probar suerte como actor.

No ha hablado con su padre desde que tenía 13 años, quien en 1994 fue arrestado por habérsele encontrado grandes cantidades de heroína y cocaína. Piensa que el no tenerlo a su lado lo ha afectado, pero reconoce que tiene su propia vida. Su voz se alza al enfatizar que la vida de su padre es la vida de su padre y no la de él.

En lo personal, ¿Qué te hace enojar?

Cualquier emoción. Depende del día. No soy como un Donnie Barksdale.

Reeves está buscando un lugar donde vivir en Malibú, pero pasa la mayor parte del tiempo con su hermana Kim en Los Angeles, quien sufre de cáncer.

Afirma que “preferiría ser un callejero en lugar de ser actor: vender mi cuerpo en lugar de tener que vender mis lágrimas y mis carcajadas, mi aflicción y mi júbilo”.

¿Qué papel han jugado las drogas en tu vida?

Uno de ellos, ciertamente me ayudaron a observar más… o a tener una sensación de ver más. Supongo que son parte de las alucinaciones o sentimientos que se sienten al sentarse en un campo, escuchar, sentir y observar la naturaleza; y ver lo que sale de uno mismo.

(Tomado de la Revista Rolling Stone)

Traducción: Ivet Cruz.

Datos personales

– Nombre : Keanu Charles Reeves

– Fecha de nacimiento: 2 de septiembre de 1964

– Ocupación: Actor, músico

– Frase célebre: “Soy Mickey Mouse. Ellos no saben quién hay debajo del disfraz”.

– Premios otorgados: 1992: Premio de películas de MTV: Mejor Hombre Deseado, película Point Break

– 1995: Premio de películas de MTV: Mejor Dúo en Pantalla, película Velocidad

×