Ex reinas de belleza felices de ser madres

Luisa Amalia Urcuyo: Abril 18 de 1993. Luisa Amalia Urcuyo es coronada Miss Nicaragua. Cinco años después, 30 de abril de 1998, nace su primera y única hija, Sofía Amalia Farach Urcuyo. Hoy, madre e hija, juguetean frente a la cámara fotográfica. “Ser madre es lo más grande que me pudo pasar en la vida. […]

Luisa Amalia Urcuyo: Abril 18 de 1993. Luisa Amalia Urcuyo es coronada Miss Nicaragua. Cinco años después, 30 de abril de 1998, nace su primera y única hija, Sofía Amalia Farach Urcuyo. Hoy, madre e hija, juguetean frente a la cámara fotográfica.

“Ser madre es lo más grande que me pudo pasar en la vida. Yo viví una época linda, viajé, experimenté nuevas ilusiones, conocí diferentes países y culturas, pero hoy como madre vivo una etapa también llena de ilusiones y nuevas experiencias desde otra perspectiva”, asegura Luisa Amalia.

Esta etapa materna, agrega, la define como amor, comprensión, paciencia, perseverancia y ternura. “La maternidad me hace sentir la mujer más completa y feliz del mundo’’, expresa.

Luce elegante, radiante y una figura esbelta. ‘’Para mantenerme en forma voy al gimnasio y hago aeróbicos, también trato de alimentarme con comidas bajas en grasa’’, explica.

Cerca de ella, la pequeña Sofía desfila revelando su gusto por el vestir, explicando repetidas veces lo bonita que le parece una de sus blusitas que le acaban de comprar.

‘’Le encanta modelar, bailar y cantar, eso lo heredó de mí”, dice la ex Miss Nicaragua, “físicamente se parece más a su padre (Emilio Farach Saravia)”.

Luisa Amalia cursaba el segundo año de Relaciones Internacionales cuando salió embarazada, así que dejó temporalmente los estudios. Hoy se dedica por entero a la pequeña Sofía.

‘’Cuando la niña esté un poquito más grande quiero retomar mis estudios, ya que aunque no me desempeñe profesionalmente en mi carrera, la mujer debe prepararse. Aunque no tenga necesidad de trabajar, debe tratar de profesionalizarse, estudiar bastante y trazarse metas, no dejarse vencer por nada, yo soy así y eso me ayuda mucho en mi vida’’, dice.

Linda Clerk: Linda Clerk, Miss Nicaragua de 1994 a 1996, tiene actualmente cerca de siete semanas de su segundo embarazo. Su primer hijo se llama Mariano Valle Clerk, y cumplirá dos años el próximo 21 de septiembre.

Para desarrollar su roll de madre, esposa y ejecutiva, Linda convirtió su oficina, ubicada en Librería Independencia, en una combinación de escritorios, computadoras, teléfonos, carritos de juguete, balones y otros objetos con los que juega cada tarde el primer hijo de su matrimonio con Mariano Valle (uno de los propietarios de Canal 12).

‘’El ser madre fue un cambio de 180 grados en mi vida, aunque siempre fui responsable, la oportunidad que te da el Señor de tener un hijo implica dedicarle mucho tiempo para enseñarle día a día tantas cosas”, refiere.

Su primogénito se desplaza por la oficina en un carrito de juguete y al sentir la mirada de la madre busca sus brazos, desde donde la acaricia y le sonríe.

‘’Quiero tener tres hijos como máximo y espero que sea niña en este segundo embarazo para tener la parejita. Mariano se parece mucho a mí en lo cariñoso, pero tiene el carácter fuerte de su padre. El niño es muy independiente, a pesar de su corta edad tiene una personalidad definida’’, agrega.

Linda Clerk cuenta con confianza que sus embarazos son muy tranquilos, libres de achaques, sin embargo se preocupa por cuidarse. “Cuido mi alimentación porque la maternidad te cambia todo, hasta físicamente, trato de balancear mis comidas y hacer un poco de ejercicio para mantenerme en forma’’.

Luz María Sánchez: Luz María Sánchez de Lacayo, Miss Nicaragua 1996, será madre por segunda vez este próximo seis de septiembre, fecha en que según su médico dará a luz a quien ha decidido llamar Sebastián.

Su primer hijo, Rafael Ernesto Lacayo Sánchez, un sonriente varoncito que vino al mundo el 27 de agosto de 1998, nos recibe en sala de la casa localizada en carretera sur.

Tras el anfitrión viene su madre, ágil y dinámica, características que la llevan a destacarse por sus gestiones en beneficio de la niñez en alto riesgo, a través de la ‘’Fundación Azul’’, encabezada por la ex Miss Nicaragua.

Con su estilo casual y refrescante, vistiendo jeans y blusa azul celeste, esta joven madre asegura que divide su tiempo entre su matrimonio con Rafael Lacayo (gerente de ventas en Casa Pellas), la maternidad y la labor social.

‘’Cuando el niño empezó a caminar, me reintegré a la Fundación. Yo quiero hacer de todo, soy muy activa y eso precisamente es el mayor problema en mis embarazos’’, manifiesta.

Sin inhibirse por el lente de nuestro fotógrafo, Rafael Ernesto irrumpe en la conversación cargando una pequeña guitarra de juguete, para cantarnos una agitada canción rockera. Luego, cambia radicalmente de ritmo tocando unos timbales y después una batería.

Ella celebra la vocación artística del hijo. ‘’El ser madre te ayuda mucho a crecer y olvidarte un poco de vos, porque dejas todo a un lado para dedicarte a tu hijo. Todos los sacrificios que implica el dar a luz, los ves pequeños cuando tenés a tu hijo en brazos’’, dice.

Trata de mantenerse en buena forma a pesar de su embarazo. Dice que el secreto está en comer en forma balanceada, pero también contribuyen los corre-corre de la casa. ‘’Lo que no me permite engordar es que ando tras él (Rafael Ernesto) todo el día, me mantiene en constante movimiento’’, expresa.

Liliana Sofía Pilarte: Es sábado por la mañana, son las once y estamos en Altamira, en casa de Liliana Sofía Pilarte, Miss Nicaragua 1999. Desde que fue coronada reina de belleza, el 28 de abril del año pasado, la vida de Liliana experimentó fuertes cambios: viajar, conocer nuevas culturas, etc.

Pero, asegura que ninguno tan significativo para su persona, como ser madre, responsabilidad que enfrenta con el apoyo incondicional de su familia.

El pasado 18 de junio, Gabriel Rafael Pilarte vino al mundo, transformando con su llegada la vida de la última reina de belleza, a quien esperamos mientras terminaba de atender a su bebé de dos meses. Su pareja es Said Zavala Hanon, candidato a alcalde por el Partido Liberal Constitucionalista en Nandaime.

‘’Al ser madre ya no piensas sólo en vos, nunca pensé que esta experiencia fuese tan grande, es algo que se vive sólo una vez”, dice la joven. “Viajar, conocer países, tener amistades en el extranjero es lindo, pero probablemente lo puedo hacer más adelante, no dependiendo de un concurso sino de otras oportunidades’’, expresa Liliana.

La joven madre dice que cambió muchísimo en esta etapa de su vida. “Antes me decían: Vas a viajar y yo empacaba mis cosas, ahora para ir a trabajar pienso con quién voy a dejar al bebé, en su comida, en su vestido, en llevarlo al médico… yo pensaba que tenía grandes responsabilidades, pero no eran nada comparadas a ser madre’’.

‘’Ahora tengo a alguien por quien prepararme, cuando el niño esté un poco más grande voy a terminar mi carrera en relaciones internacionales, ya que quedé en tercer año. Al cumplir el bebé los cinco meses voy a reintegrarme al modelaje y daré inicio a un régimen de ejercicios y dieta’’, asegura.

Finalmente un consejo. ‘’Cuando uno es joven y todavía no sabe la responsabilidad que implica tener un hijo, debe disfrutar su vida al máximo. A quienes ya nos llegó la hora de ser madres debemos tomar la maternidad con consciencia y satisfacción, disfrutar nuestros bebés, eso es lo más bello que Dios nos ha dado’’, concluye.