Nuestro Primer Diamante

A: Luisa Amanda Ramírez Calero El día se llenó de alegría, con temblorosaspalabras que a tu corazón llegaron con pasión,de recordar que todas salían muy temerosasde encontrarse con respuestas y llevarlas a una desilusión. Sintiendo el corazón alborotado de mucha felicidadal tener como novia a una linda mujercitay reviviendo sobre todo los consejos de la […]

A: Luisa Amanda Ramírez Calero

El día se llenó de alegría, con temblorosas
palabras que a tu corazón llegaron con pasión,
de recordar que todas salían muy temerosas
de encontrarse con respuestas y llevarlas a una desilusión.

Sintiendo el corazón alborotado de mucha felicidad
al tener como novia a una linda mujercita
y reviviendo sobre todo los consejos de la amistad
que siempre perdura y nuestro amor diario lo necesita.

Qué bello cuando te escribo así, sin duración,
ni medida. Ya que tú lo mereces; desde una pequeña
mirada hasta el intrigante beso de amor con pasión
de ser siempre la que mantiene su imagen risueña.

Mi regalo predilecto, una rosa roja del jardín,
tu regalo preferido, una tarjeta con canciones
que a tu corazón llega como un pequeño carmín
de ilusiones que se mantiene con sus expresiones.

Néstor Carlos Barrios Zapata

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: