Pandillero libre y policía preso

Primer Comisionado Franco Montealegre Director General Policía Nacional Soy la madre del policía Yamil Alexander Figueroa Ramírez, quien se encuentra guardando prisión en la Estación Cinco de la Policía Nacional desde las 2:30 a.m. del 19 de julio del 2000. El 18 de julio del corriente a las 12 de la noche, más o menos, […]

Primer Comisionado

Franco Montealegre

Director General Policía Nacional

Soy la madre del policía Yamil Alexander Figueroa Ramírez, quien se encuentra guardando prisión en la Estación Cinco de la Policía Nacional desde las 2:30 a.m. del 19 de julio del 2000.

El 18 de julio del corriente a las 12 de la noche, más o menos, fue solicitada la presencia de las Brigadas Especiales en el Barrio Ariel Darce por los vecinos del lugar, debido al encuentro de pandilleros que se estaba dando.

Se hizo presente la patrulla 0935 de la cual formaba parte mi hijo, la que fue recibida a pedradas por los pandilleros. En el acto fueron detenido tres jóvenes, pero los vecinos del lugar señalaron el lugar por donde se corrieron los demás jóvenes, los cuales fueron seguidos por los policías, entre los cuales iba mi hijo dándole seguimiento al joven Franklin Armando Morgan López, quien hizo caso omiso a la orden de alto y se introdujo a un predio baldío y oscuro.

Al verse perseguido por mi hijo se le abalanzó blandiendo un tubo en sus manos, por lo cual mi hijo se vio obligado a hacer uso de un fusil de reglamento en defensa propia, resultando herido el joven Morgan, el que fue llevado por la patrulla 0935 al Hospital Roberto Calderón, donde fue intervenido quirúrgicamente y luego de 13 días de hospitalización fue dado de alta.

No omito manifestarle que esta situación que se le presentó a mi hijo en cumplimiento de su deber, además de tenerlo privado de su libertad nos ha ocasionado gastos imprevistos, como pago de un abogado defensor el cual es el Dr. Javier Hernández, pasajes a los juzgados, pasajes para ir a dejar los tres tiempos de comida, etc., gastos que estamos solventando con dificultad ya que somos de escasos recursos económicos.

No está de más decirle que mi hijo es casado y su esposa se encuentra en avanzado estado de embarazo, lo cual hace más desesperante la situación de mi hijo. Además si usted revisa la situación de mi hijo se dará cuenta que su prisión es injusta.

Quiero manifestarle que mi hijo fue el primer expediente de la IX Promoción de Policía y que mantiene una disciplina laboral del 100%.

Esperando de usted una respuesta beligerante ante esta situación y sin más a que referirme, le saluda.

Atentamente,

Fidelina Ramírez Rosales

Tel.: 2894382.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: