Lucha siempre por lo que quieres

Estimada Psicóloga, esta carta va para usted ya que fue en la primera persona en quien pensé y en la que creo me puede ayudar y guiar mucho. Tengo 19 años. En días pasados, leí el reportaje de un niño que prácticamente no le quedan muchas esperanzas de vida, él y su hermanito estaban buscando […]

Estimada Psicóloga, esta carta va para usted ya que fue en la primera persona en quien pensé y en la que creo me puede ayudar y guiar mucho.

Tengo 19 años. En días pasados, leí el reportaje de un niño que prácticamente no le quedan muchas esperanzas de vida, él y su hermanito estaban buscando unos conejos para comer, y se quemaron por causa de quema del cañaveral, si no me equivoco, el hermano murió, y este niño que todavía está vivo le queda poco para poder vivir, además de tener pocos recursos económicos.

También leí hace más de un mes de otro niño que se quemó, pero por ganas de vivir el niño se recuperó aunque las quemas en su cuerpo quedaron para siempre, aunque esperan hacerle cirugía. Espero que usted haya leído estos reportajes tan conmovedores.

Bueno, todo esto me hizo pensar y recapacitar mucho, ya que aunque no sentí el intenso dolor de este niño, mi corazón lloraba por no poder hacer nada en ese momento. A partir de entonces se me vinieron muchas cosas positivas a la mente. Una de ellas es buscar ayuda por medio de empresas grandes que existen en nuestro país (la Esso, la Coca Cola, etc.).

Sé que hay Organismos No Gubernamentales que ayudan a esto, pero relativamente es poco lo que se hace.

Sólo soy una simple estudiante universitaria pero sí me gustaría hacer algo pero tengo mucho miedo y que crean que estoy loca.

Respuesta: Te felicito mucho y me complace saber que existen personas como vos, solidarias con el dolor ajeno. Me atrevo a publicar tu carta aunque me pediste que no lo hiciera porque considero que es digno que otras personas lo lean.

Sí tuve la oportunidad de leer esos reportajes y también me provocaron muchas emociones parecidas a las tuyas, y estoy segura que a muchas otras personas que lo leyeron también.

Expresar lo que le sucedió a esos niños no es sinónimo de locura, al contrario, eso te hace más humana, te llena espiritualmente. No hacerlo sí nos convierte en personas insensibles.

El problema es que hoy con todos los avances de la ciencia, la tecnología, etc., las personas se han dedicado más a satisfacer sus necesidades materiales, negándose así el derecho a la espiritualidad, el creer en algo y pertenecer a algo.

Mantenernos en contacto con nuestra espiritualidad se hace un poco difícil en estos tiempos, ya que la competencia laboral, la necesidad de saber y conocer otras cosas nos aísla un poco de nosotros mismos(as) y también de los demás.

Es por eso que elevo nuevamente mis felicitaciones hacia vos y te invito a que sigas cultivando esa parte humana y que principalmente no sientas temor de expresarlas, de hablarlas, sentirlas y hacerlas parte tuya.

Si estás muy interesada en hacer algo en pos de ese problema, busca ayuda y únete a otras personas principalmente jóvenes como vos que también compartan tus intereses, estoy segura que vas a encontrar muchos(as).

Ponle empeño, hazlo parte de tu proyecto de vida, lucha siempre por lo que quieres porque eso te hará crecer como persona y como ser humano.

Para que una persona sea feliz (a mi criterio, necesita estar en armonía con Dios, con una(o) misma(o) y con la naturaleza (entorno). Cuando no existe este equilibrio en las personas, hay una sensación de vacío, de que algo les hace falta (aunque sus necesidades materiales estén satisfechas), frustraciones e insatisfacciones.

De nuevo te invito a seguir cultivándote en esos aspectos que le darán el equilibrio a tu vida. Todos los seres humanos traemos una misión a este mundo, nuestro objetivo es saber cuál es y encontrarla. Sólo vos vas a ser capaz de descubrir si eso que estás sintiendo tan fuerte es tu misión, es tu responsabilidad descubrirlo.

Lic. Karla Olivares Pérez

Psicóloga Integral.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: