Tres décadas de música

Lo más probable es que cuando nació en 1972, nadie pensara que “Llama Viva” como nombre de un grupo musical, 30 años después, reflejaría tanto de los sentimientos que provoca entre sus admiradores. Y es que actualmente decir “Llama Viva” prácticamente significa remontarse al pasado, pues solamente toca música que comprende los años 60, 70 […]

Lo más probable es que cuando nació en 1972, nadie pensara que “Llama Viva” como nombre de un grupo musical, 30 años después, reflejaría tanto de los sentimientos que provoca entre sus admiradores. Y es que actualmente decir “Llama Viva” prácticamente significa remontarse al pasado, pues solamente toca música que comprende los años 60, 70 y 80.

Su fundador Augusto Gallego recibió el apoyo de Alfredo Rosales. A ellos se les sumaron cinco músicos y de esta manera se conformó el grupo que a mediados de la década de los 70 lanzó en El Salvador, su primer sencillo: una zamba original de Raúl Láctico y una salsa de Julio Calcine.

A partir de 1972 el grupo queda inmerso en una serie de altibajos que se intensifican debido a la situación política que atravesaba el país hasta llegar al estancamiento del grupo que a finales del 79 resurge con lo que ellos denominan como “segunda etapa”.

El resurgimiento no fue nada fácil. De hecho, a principios de los 80, un disco con ocho temas que se trabajó en conjunto con el técnico Román Cerpa, fue un intento fallido. Pero a mediados de la misma década, aprovecharon el éxito obtenido por la canción “Oye” y grabaron su cover con Enigrac.

No obstante, al finalizar los 80 enfrentan otra crisis. Esta vez por causa del exceso de comercialismo que dificulta mantener el estilo con que la banda musical nació y algunos de sus integrantes se van de Nicaragua. El grupo había sufrido ya, tantos altibajos que los tres fundadores que quedaban al pie del cañón, se reunían eventualmente para tocar.

Pero en 1995, la cantante María Eugenia Urroz se une a los tres fundadores John Mcdonald en la batería, Amir Avilés en los timbales y Augusto Gallego en la guitarra. Se da, así, la tercera etapa de “Llama Viva”, en la que además se define como un grupo dedicado a la música del recuerdo.

Una vez con María Eugenia, el grupo estuvo durante un año probando suerte en las instalaciones de La Buena Nota, que actualmente no existe, pero que sirvió para que un extranjero los viera e invitara a Estados Unidos en dos ocasiones. Ahora se presentan todos los viernes en la Ruta Maya, donde a su vez han hecho otros contactos, lo cual les permitirá participar en diferentes presentaciones en El Salvador, del 10 al 12 de noviembre del presente año.