Hollywood rescata la música disco

La película “Estudio 54” al igual que “Velvet Goldmine” rescatan la música disco de los 70 y toda la filosofía del “glam rock” (movimiento musical en el que se jugaba con la ambigüedad sexual y las letras provocativas). En Estudio 54, el realizador Christopher Mark ha querido expresar lo que ocurría en el oculto interior […]

La película “Estudio 54” al igual que “Velvet Goldmine” rescatan la música disco de los 70 y toda la filosofía del “glam rock” (movimiento musical en el que se jugaba con la ambigüedad sexual y las letras provocativas). En Estudio 54, el realizador Christopher Mark ha querido expresar lo que ocurría en el oculto interior de una de las discotecas más famosas de la historia, como es la que le da el nombre a la película y que se erigió en el santuario del movimiento cultural neoyorquino de los años setenta.

El tema que abre el doble álbum, “If you could read my mind” (si pudieras leer mi mente), interpretado por las cantantes Ultra Naté, Amber y Jacelyn Enríquez, ha sido el culpable de que se hayan vendido más de 50,000 copias de este disco, en el que se hace un recorrido por toda la música disco de la época con Grace Jones, Blondie, Thelma Houston, Silver Convention, y Diana Ross, entre otros.

La última en llegar ha sido “Velvet Goldmine”. 1971: El glam rock estalla en todo el mundo, retando a la sinceridad y el machismo existente en el mundo del rock, todo ello a través de una vestimenta especial y un nuevo sonido. Uno de los mayores emblemas del movimiento es Brian Slade, el gran ídolo del Glam, que en el momento de su esplendor, determina finalizar con la personalidad que él mismo ha establecido.

Será trece años después cuando un periodista indagará los hechos para enterarse de la auténtica historia de Slade a través de todos aquellos que le conocieron, fundamentalmente de su ex-mujer y de su entrañable camarada: el cantante Curt Weill. Una historia de amor, música y gloria entre dos figuras que bien podrían ser David Bowie e Iggy Pop, en un Londres trastornado por la llegada del movimiento “glam”.

Con ella su director, Todd Haynes, procura investigar entre los focos y las tinieblas de los días del “glam rock”, liderado por Bowie, T-Rex, y Roxi Music, a principios de los 70, y que en nuestros días rescatan Marilyn Manson y Suede. Para ello, la música de la película se ha realizado con grabaciones originales de Brian Eno, Freda Payne, T-Rex, Lou Reed, Steve Harley y Brian Ferry.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: