Katia Cardenal, la triunfadora

Después de estar cuatro años lejos de su tierra, en Noruega, Katia Cardenal regresó hace pocos meses con un Disco de Oro debajo del brazo, tras vender más de 30 mil copias de su última producción en ese país escandinavo. La artista combina muy bien su tiempo para dedicarse a sus cuatro hijos y no […]

Después de estar cuatro años lejos de su tierra, en Noruega, Katia Cardenal regresó hace pocos meses con un Disco de Oro debajo del brazo, tras vender más de 30 mil copias de su última producción en ese país escandinavo. La artista combina muy bien su tiempo para dedicarse a sus cuatro hijos y no dejar a un lado su carrera profesional.

Recientemente grabó un disco con temas de Silvio Rodríguez, el cual será lanzado al mercado hasta el año próximo. El trovador cubano la acompaña en los coros en dos temas de esta producción llamada “Sueño de una Noche de Verano”.

Aquí Entre Nos-. ¿Cómo te iniciaste en la música?

Katia Cardenal-.“En mi casa la música formaba parte esencial de la vida diaria, desde pequeños mi mamá nos alentó a estudiar guitarra, y nos motivó para que entráramos a la Escuela de Música. Luego ingresé al coro del Colegio Teresiano, y al poco tiempo alguien le regaló una guitarra a Salvador (su hermano) y empezó a hacer canciones. Luego vino la Cruzada Nacional de Alfabetización, y me fui con mi guitarra a los cañaverales de Villa El Carmen a alfabetizar y cantar en los actos culturales”.

“En 1982 el Ministerio de Cultura no hizo una oferta: si queríamos grabar un disco. Así descubrimos que nuestro trabajo realmente se tomaba en serio. Grabamos el disco que se tituló ‘Un Trago de Horizonte’, canciones originales de Salvador”.

AEN-. ¿Cómo fue a parar a Noruega?

KC-.“Hace diez años “Guardabarranco” visitó Noruega, fuimos a un teletón donde se recaudaban fondos para niños de países pobres. En una ocasión nos invitaron a una fiesta en la casa del embajador de Noruega en Nicaragua y allí conocí a Parvez Kapoor, quien es ahora mi esposo”.

Este año regresó a Nicaragua, ya que su marido fue nombrado director de Red Barnna en nuestro país.

AEN-. ¿Cómo ha podido sobrellevar las diferencias culturales?

KC-.“Lo interesante es que mi esposo es hindú, y esa cultura se parece bastante a la cultura nicaragüense, el sabor familiar, y la comida es muy parecida a la latinoamericana. Él creció en Noruega y es un hombre con un pensamiento bastante moderno, que no tiene ningún problema en que yo sea artista, en que trabaje, y que ande viajando”.

AEN-. ¿Qué canción le ha gustado más?

KC-.“Hay canciones que me han enamorado en la primera, hay otras en cambio que se quedan con uno, como “Guerrero del Amor”, “Si Buscabas”, “Corazón de Niño”, son temas que tenemos muchos años de cantarlos, pero que la gente aprecia y que te hacen re-enamorarte del tema”.

AEN-.¿Cómo es su vida actualmente?

KC-.“Tener tantos niños absorbe bastante tiempo, es un trabajo de 24 horas al día, es difícil a veces combinar las carreras de madre y cantante”.

AEN-.¿Cómo fue su experiencia en Noruega?

KC-.“Cuando me fui hace cuatro años pensé voy a hacer un receso en mi vida profesional, tener mis hijos y estar en mi casa, iba con esa mentalidad, pero el mismo músico que me dijo que cantara su canción al español, “Dale una luz”, me sugirió traducir a un trovador noruego. Hice dos discos, uno de ellos con temas infantiles. En enero del año pasado empezó a sonar mi disco en las radios y de la casa disquera me informaron que se había agotado el material, me comenzaron a invitar a cantar en varios lugares, y empecé a hacer giras, en total realicé 80 conciertos el año pasado y se vendieron 30 mil discos, por lo que me dieron un Disco de Oro”.

AEN-.¿Le ha dado alguna satisfacción la música?

KC-.“La música me ha dado mucha satisfacción, por ejemplo, cuando en Noruega salió mi disco estuvo 16 semanas en el Top 20, a la par de artistas como Madonna, U2, Ricky Martín. Recuerdo que una semana ocupó la posición número 10”.