Ayuda para ancianos

Arturo Castro Frenzel1033-56@online.de Comentario:Estimada Doña Zoila Velazquez: Es conmovedor el contenido del artículo, pero es desgraciadamente una triste realidad, en todas las partes del mundo. Muchos creen que con solo darle dinero a los padres se ha cumplido con la»obligación». Aquí en Europa es esta situación aún más grave puesto que el Estado asume esa […]

Arturo Castro Frenzel1033-56@online.de

Comentario:Estimada Doña Zoila Velazquez:

Es conmovedor el contenido del artículo, pero es desgraciadamente una triste realidad, en todas las partes del mundo. Muchos creen que con solo

darle dinero a los padres se ha cumplido con la»obligación». Aquí en Europa es esta situación aún más grave puesto que el Estado asume esa «obligación», por lo cual muchos, muchísimos hijos mandan a sus padres a los asilos y los dejan allí abandonados, como quien dice en el cuarto de la leña o en la huesera (güesera, a como decimos los nicas) hasta que se pudran.

Su actívidad en ese centro es de incalculable valor y el trabajo que Usted con sus colegas realiza no puede cuantificarse en dinero.

Permítame manifestarle que tuve la suerte de entrar en contacto con una asociación de alemanes amigos de Nicaragua y ellos generosamente hicieron una valiosa donación al Hogar de Ancianos San Vicente de Paúl en Jinotega.

Si fuese para Usted de interés, bien puede escribirme a mi dirección electrónica:1033-56@online.de. Usted puede indicarme si necesita algo para su centro y qué es lo que más le urge.

Si la organización (que se llama Viva la Vida) tiene posibilidades, yo no dudo ni un segundo que ellos con el mayor gusto tratarán de ayudarle.

También puede ponerse en contacto con Monseñor Hombach Obispo de Juigalpa, a quien tuve el gusto de conocer personalmente aquí en Berlín y quien conoce muy bien la organización que antes le he mencionado. En el caso de que le sea posible establecer contacto con él, ruego a Usted que le envíe mis más respetuosos saludos y mis deseos de que se mejore pronto y totalmente, pues lo acaban de operar de la columna aquí en Alemania. Sin más por el momento y reiterando mis expresiones de encomio para Usted, me es grato suscribirme con un cordial y respetuoso saludo.

Atentamente,

E. Arturo Castro Frenzel

Berlin, Alemania  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: