Hay potencial para exportar energía

Hay capacidad de generar 4,000 megawatts en geotermia, hidroelectricidad, energía eólica y biomasa, aseguran expertos La limitante es el alto costo de inversión Según la CNE, la capacidad instalada de generación es de 500 megawatts, y opera el 75 por ciento, es decir 375 megawatts. La demanda máxima servida es de 386.6 megawatts por lo […]

Las plantas generadoras a base de petróleo deben recibir mantenimiento permanente.

  • Hay capacidad de generar 4,000 megawatts en geotermia, hidroelectricidad, energía eólica y biomasa, aseguran expertos
  • La limitante es el alto costo de inversión
  • Según la CNE, la capacidad instalada de generación es de 500 megawatts, y opera el 75 por ciento, es decir 375 megawatts. La demanda máxima servida es de 386.6 megawatts por lo que no se cubre la demanda en las horas pico, razón por la que se tiene que proceder a la compra de energía a otros países del sistema de interconectado centroamericano. De esos 375 megawatts, cerca del 70 por ciento es generado a base de petróleo porque la mayoría de las plantas existentes en el país son térmicas.

Martha Danelia Corea martha.corea@laprensa.com.ni

Nicaragua podría revertir los gastos de la factura petrolera que este año estaría superando los 160 millones de dólares si lograra aprovechar el amplio potencial de generación de energía con fuentes alternas, lo que posibilita incluso lograr exportaciones, coincidieron especialistas en la materia.

La energía geotérmica (volcanes), hídrica (agua), eólica (viento) y de biomasa (con productos orgánicos) poseen actualmente un potencial de generación de aproximadamente 4,000 megawatts frente a la actual generación que es cerca de los 400 megawatts, opinaron inversionistas, funcionarios del gobierno y economistas.

“Con las distintas fuentes el país podría —además de cubrir la demanda nacional, que es el doble de lo que se cubre actualmente con lo que se produce—, convertirse en exportador de energía”, aseguró Erwin Krüger, presidente de Krüger International Trading Corporation (Kitco), encargada de un proyecto geotérmico.

Para el especialista en temas energéticos, Róger Cerda, “un país que produce energía basada en recursos naturales es un fuerte exportador potencial de energía porque tiene un producto cuyos costos (de operación) son más bajos”, indicó.

Igual opinión mostró Luis Velásquez Molieri, de la Comisión Nacional de Energía (CNE), entidad a cargo de la política energética del país. “Nicaragua tiene un potencial inmenso en recursos naturales renovables para explotarse y generar energía”, agregó.

w Limitante: altos costos de inversión

Sin embargo, según los entrevistados, existen varias limitantes para explotar estas potenciales fuentes de generación. Los altos costos de inversión que implica la instalación de la planta respectiva (geotérmica, hidráulica, eólica y biomasa), resultados a largo plazo, falta de información sobre el sector y la falta de una verdadera política de desarrollo y estímulo del sector energético.

“Hace falta una verdadera política de desarrollo y estímulo del sector energético en Nicaragua. Estamos llenos de un montón de normas, burocracia. Es necesario introducir gente del sector privado en los organismos formuladores de política energética porque únicamente así podemos movilizar los recursos necesarios para explotar esas fuentes de energía, porque sólo en geotermia el país se ahorraría 500,000 barriles de petróleo al año, lo que significa 20 millones de dólares en divisas”, señaló Krüger.

Para Cerda “estos son proyectos de miles de millones de dólares en inversión, pero respecto a los costos de generación resulta más barato porque la materia prima (vapor geotérmico, agua, viento, basura) es gratis, sin embargo el kilovatio generado por hora cuesta lo mismo que el generado por petróleo en el mercado”.

Para Velásquez estos recursos no se están explotando por “asunto de inversión y decisión de parte de los agentes económicos de venir a hacerlo… y la falta de información sobre el asunto”.

Humberto Salvo, funcionario de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel), consideró que los proyectos hidroeléctricos y geotérmicos son costosos.

“Por ejemplo, una planta de pistón para energía térmica son plantas que cuestan como 1,000 dólares el kilowatt, una hidráulica puede costar tres veces más, igual la geotérmica. También el tiempo de construcción (incide), la planta térmica toma un año en construirla. Una geotérmica cuatro años y una hidráulica más de cuatro años. Eso es lo que impide en cierta forma desarrollar estos proyectos, sus costos de inversión inicial”, apuntó.

DIVERSIFICACION ENERGETICA

Francisco Mojica Mejía, ex funcionario de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel), dijo que en Nicaragua ya están funcionando plantas geotérmicas, hidráulicas y de biomasa, las que están generando energía como son la Planta Geotérmica Momotombo y la San Jacinto-Tizate; la Santa Bárbara y la Centroamérica; y la planta del Ingenio San Antonio, respectivamente.

Erwin Krüger junto a su empresa Kitco, maneja el proyecto geotérmico San Jacinto-Tizate, ubicado en el occidente del país.

“Si hay algo positivo que se hizo en los últimos años es empujar un poco la inversión privada en la generación energética… y empresas, como la nuestra, tuvimos que pasar casi tres años negociando para ahora empezar a generar (energía)”, expresó Krüger.

Dijo que están acelerando todos los pasos para entregar energía cuanto antes “y hemos recibido mucho apoyo de las autoridades de gobierno… porque el precio al que nosotros entregamos no están sujetos a los vaivenes del (precio) petróleo. El petróleo puede irse a 80 dólares (por barril) y nosotros seguimos entregando al mismo precio que es 5.95 (dólares) por kilovatio / hora”.

Explicó que una vez que estén generando y entregando los 66 megawatts que estipula el contrato de compra venta, “nosotros vamos a poder sustituir la importación de 55,000 barriles de petróleo al año, eso significa 20 millones de dólares en ahorro por año, y si seguimos y explotamos 132 (megawatts) son 40 millones de dólares lo que nos ahorraríamos por consumo (en la factura petrolera).

LA PRENSA intentó obtener la versión del Ingenio San Antonio y de la empresa ORMAT, los que manejan proyectos de biomasa y geotérmicos, sin embargo no fue posible obtener sus versiones.

En cuanto a energía hidráulica, las plantas que están funcionando son la Santa Bárbara y la Centroamérica, que tienen una mínima capacidad de generación.

Las plantas térmicas privadas según Humberto Salvo de Enel, en Tipitapa está la Coastal Power con capacidad instalada de 50.9 megawatts, en Puerto Sandino se ubica Censa Anfelms con capacidad instalada 57 megawatts, en Corinto está la Empresa Energética de Corinto o Enron con capacidad instalada de 70 megawatts.

Mientras que en manos de Enel está la Planta Nicaragua y la Planta Managua con capacidad de 341.41 megawatts.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: