Material genético agrícola severamente afectado por “Mitch”

Algunas variedades de granos básicos colapsaron a causa del fenómeno natural. Organismo regional recomienda atención inmediata a semillas En el municipio de Pueblo Nuevo, Estelí, la variedad de frijol “chile” no se sembró después del Mitch por lo que se puede identificar como una posible variedad perdida. Asimismo, hubieron cambios significativos de patrones de cultivos […]

  • Algunas variedades de granos
    básicos colapsaron a causa del
    fenómeno natural.
  • Organismo regional recomienda atención inmediata a semillas
  • En el municipio de Pueblo Nuevo, Estelí, la variedad de frijol “chile” no se sembró después del Mitch por lo que se puede identificar como una posible variedad perdida. Asimismo, hubieron cambios significativos de patrones de cultivos que fueron sustituidos por otros.

María Antonia López maria.lopez@laprensa.com.ni

Los daños provocados por el huracán Mitch hace exactamente dos años, causaron la pérdida de un porcentaje significativo de material genético con mayor incidencia en granos básicos que se cultivan en la zona norte del país.

Esta es una de las conclusiones a las que llegó el estudio “Percepción de los Agricultores sobre las Pérdidas de Agrobiodiversidad causadas por el Huracán Mitch” elaborado por la Red Mesoamericana de Recursos Genéticos en Honduras y Nicaragua y presentado ayer en la Universidad Nacional Agraria (UNA).

Priscila Enríquez, coordinadora de la Red Mesoamericana de Recursos Genéticos (Remerfi), indicó que los huracanes tienen la particularidad de producir erosiones genéticas y por tanto el estudio se realizó en algunos municipios de Matagalpa y Las Segovias, donde el mayor índice productivo es de granos básicos, aunque no se descarta la posibilidad de pérdidas en variedades de hortalizas, frutales, musáceas, plantas medicinales y otros.

José Dolores Cisne, representante de la Red en Nicaragua, indicó que conocer el daño causado por el huracán debe analizarse porque fueron afectados muchos recursos de alta importancia alimenticia para la población.

“Se sienta un precedente o una necesidad de que hayan instituciones que resguarden la diversidad de las semillas porque muchas de ellas pueden tener características que pueden ser de mucho valor para el mejoramiento genético, sin embargo no hay una política nacional que permita resguardarlos”, indicó.

Recomendó que dicha política debe orientarse para que los productores resguarden la agrodiversidad, además de crear un sistema nacional de protección sobre los materiales en peligro de extinción, así como se necesita de fondos para mantenerlos.

El material genético que se perdió en el norte, es posible que se pueda recuperar de otras regiones, “pero eso nos da un alerta al país, de que algunos ya se perdieron completamente”, explicó.

Comentó que la importancia de preservar el recurso genético de la semilla, podría implicar para el país la obtención de recursos financieros, ya que se podrían vender genes patentados a transnacionales que trabajan con ese sistema.

RECOMENDACIONES PARA SALVAGUARDAR EL MATERIAL GENETICO

– Reforzar los sistemas locales de producción de semilla que favorezcan el mantenimiento de las variedades.

– Realizar un estudio de la erosión genética de cultivos más importantes localmente

– Es necesario explorar el conocimiento de los agricultores sobre los materiales que conservan y usan para evitar también su pérdida

– Reforzar la capacidad de los países de mantener dentro y fuera los programas locales deben ser capaces de suministrar los materiales locales a demanda de los agricultores.

– Facilitar la participación integrada de los agricultores innovadores y sus comunidades y la comunidad científica para la conservación del germoplasma y el mejoramiento varietal.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: