Cafetaleros piden C$300 millones

Para la deuda de corto plazo se requieren de al menos 120 millones de córdobas, en tanto el saldo pendiente con el Banco Nicaragüense requiere de un financiamiento de 14 a 15 millones de dólares. María Antonia López M.maria.lopez@laprensa.com.ni El ofrecimiento de 120 millones de córdobas propuesto por el Gobierno para resolver la crisis del […]

Los cafetaleros consideran que con 300 millones de córdobas lograrían hacerle frente a la crisis financiera y productiva que enfrentan. LA PRENSA/ARCHIVO.

  • Para la deuda de corto plazo se requieren de al menos 120 millones de córdobas, en tanto el saldo pendiente con el Banco Nicaragüense requiere de un financiamiento de 14 a 15 millones de dólares.

María Antonia López M.maria.lopez@laprensa.com.ni

El ofrecimiento de 120 millones de córdobas propuesto por el Gobierno para resolver la crisis del sector café nicaragüense es insuficiente, sostuvo el productor matagalpino Freddy Torres.

El gobierno nicaragüense ofreció a los cafetaleros depositar al menos 70 millones de córdobas en los bancos Caley Dagnall, Bancentro, Mercantil y la Financiera Nicaragüense de Inversiones (FNI) para solventar una parte de la deuda pendiente por el programa de renovación de cafetales que fue suspendido en 1995.

Asimismo, dispondría de 50 millones de córdobas más para depositarlos en el Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (Banic) y negociar un proceso de reestructuración.

Torres dijo que esos montos son insuficientes, ya que los productores no solamente tienen deudas de largo plazo, sino de corto plazo que contrajeron con el afán de saldar las primeras.

Para este productor la deuda de largo plazo se resuelve con un aporte aproximado de 20 millones de dólares, para que los bancos tengan posibilidad de readecuar los saldos insolutos de los cafetaleros.

Mientras, para la deuda de corto plazo se requieren de al menos 120 millones de córdobas, en tanto el saldo pendiente con el Banco Nicaragüense requiere de un financiamiento de 14 a 15 millones de dólares. Con el ofrecimiento que hace el gobierno dice el productor solamente se resuelve el 50 por ciento del problema.

Por otro lado, considera que el plazo que el gobierno está planteando de reestructuración de deuda para todos los cafetaleros por dos años tampoco es viable, ya que la situación no es similar en todos los casos.

Además si el gobierno no flexibiliza su política crediticia difícilmente los bancos privados aceptarán reestructurar la deuda de los cafetaleros, ya que eso conlleva a un cambio de categoría de clientes lo cual implica efectos negativos en su cartera, y se verían obligados a provisionar, decisión que no tomarán porque afectaría sus estados de cuenta.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: