Aterriza la bruja Blair

Cuando se estrenó el año pasado, The Blair Witch Project causó sensación en la taquilla y controversia entre los críticos. Con una técnica minimalista, 40 mil dólares de presupuesto y un equipo casero de video digital, los cineastas Eduardo Sánchez y Daniel Myrick crearon para muchos un clásico moderno del horror, y para otros una […]

Cuando se estrenó el año pasado, The Blair Witch Project causó sensación en la taquilla y controversia entre los críticos.

Con una técnica minimalista, 40 mil dólares de presupuesto y un equipo casero de video digital, los cineastas Eduardo Sánchez y Daniel Myrick crearon para muchos un clásico moderno del horror, y para otros una soberana estafa al público.

En cualquier caso, esta cinta es la película independiente más taquillera de todos los tiempos. Ahora, con 10 millones de presupuesto, mayores recursos técnicos y un concepto innovador, el director Joe Berlinger, se dispone a preservar el mito de la archifamosa bruja que todavía nadie ha visto en carne y hueso.

Más que hacer una continuación literal con el mismo estilo verité, Berlinger escogió irse por el camino de una historia sobre la reacción de un grupo de jóvenes a la cinta original. La trama entonces presenta las experiencias paranormales de los protagonistas durante una expedición para investigar si lo que sucedió en la primera Blair Witch fue realidad o imaginación.

Tal vez el producto más notable del fenómeno de la bruja Blair fue cómo el primer filme, careciendo totalmente de efectos especiales y con un guión improvisado por los mismos actores, fue apoyado por las multitudes que a su vez rechazaron las ofertas de horror formulaicas de los estudios de Hollywood. Además, fue la primera cinta en utilizar al máximo provecho las posibilidades del Internet.

A su estreno, la reacción de la crítica parece otorgarle un mérito propio a Blair Witch 2.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: