¿Volveremos a las botijas?

La quiebra del Banco del Café y de otros ya conocidos, es expresión de la poca seriedad prevalecida en la SIB y el Banco Central al momento de autorizar el funcionamiento de dichas instituciones. En lo personal me llamó la atención un crecimiento acelerado del número de bancos, interpretándose que cualquiera podía ser banquero. Aunque […]

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: