¡Los culpables deben pagar!

Sres. banqueros que quedan en nicaragua: lo que han hecho sus colegas en los bancos del ya deteriorado Sistema Financiero Nacional se llama atraco sin armas, con disfraz de personaje de saco y corbata (Piñata Dos). Ha llegado el momento de sentar un precedente mandando a la cárcel y recetándoles el mismo medicamento que les […]

Sres. banqueros que quedan en nicaragua: lo que han hecho sus colegas en los bancos del ya deteriorado Sistema Financiero Nacional se llama atraco sin armas, con disfraz de personaje de saco y corbata (Piñata Dos).

Ha llegado el momento de sentar un precedente mandando a la cárcel y recetándoles el mismo medicamento que les dio el Poder Judicial de Costa Rica a los que saquearon el Banco Anglo-Costarricense. Les regalaron 80 y 180 años de prisión a todo ladrón y testaferro que se prestó a perpetrar el saqueo.

Los que robaron el “Interbank.com” y “Bancafe.com” el primero con nombre sofisticado y el segundo con nombre muy pinolero, pero los dos con la misma desgracia que este país viene acarreando, desde aquel 14 de febrero de 1988, año en que fuimos saqueados, despojados y robados hasta el último céntimo, por quienes en este momento de desgracia para nuestro país se disfrazan de los redentores del año 2000 y grandes protectores de la bancada privada y estatal, pero todos recordamos y conocemos cuáles son sus recetas económicas cuando están en el poder.

Me gustaría que los políticos, economistas, administradores de empresas y grandes defensores del pueblo, me respondieron el siguiente cuestionario:

1. ¿Cuántas escuelas se construirían con los millones robados?

2. ¿Cuántos enfermos se atenderían en los hospitales?

3. ¿Cuántos bancos de tierra se hubieran comprado para los desposeídos?

4. ¿Cuántos asilos de ancianos habrían sido atendidos?

5. ¿Cuántos huérfanos tendrían alimento en sus hospicios?

6. ¿Cuántas familias pobres hubieran tenido alimento y leche en su hogar?

7. ¿Cuántas personas abandonadas hubieran tenido una feliz Navidad?

Edgard Delgadillo Peña.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: