Política, turismo y medio ambiente

Las próximas elecciones presidenciales tendrán como características especiales: 1) votantes más analíticos y de una madurez singular en donde la imagen del candidato y su programa de gobierno jugarán un papel fundamental en la conducta del votante; 2) los partidos políticos para cazar votos deben identificar los nuevos elementos surgidos en el escenario político, económico […]

Las próximas elecciones presidenciales tendrán

como características especiales:

1) votantes más analíticos y de una madurez singular en donde la imagen del candidato y su programa de gobierno jugarán un papel fundamental en la conducta del votante; 2) los partidos políticos para cazar votos deben identificar los nuevos elementos surgidos en el escenario político, económico y social y que podrán identificar con claridad en la medida que se profundice en el modelo seleccionado para integrar un paquete que mejore la situación del nicaragüense; 3) la búsqueda de atraer a la mayoría de los votantes, provocará una tendencia hacia políticas similares con diferencias mínimas, de tal manera que lo esencial no dependerá de la experiencia que tenga el político o el que elaboró el estudio de mercado, sino del alcance visionario y del sentido común y práctico de los candidatos en respuesta a los cambios que la población nicaragüense demandará en concordancia a los nuevos tiempos.

Los candidatos deberán erguirse en dos direcciones: 1) la construcción de una imagen interna; y 2) una imagen externa. El arquitecto que presente la mejor obra será el ganador.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el turismo y el medio ambiente? El desarrollo económico y social de este país en el mediano plazo apunta a la actividad turística como la primera fuente generadora de divisas en los próximos años. Cuando el Sr. Vinicio Cerezo, ex Presidente de Guatemala, tomó el poder, lo primero que hizo fue reunirse con el sector privado de su país para ofrecerles qué querían para levantar la producción nacional. Los resultados saltaron a la vista y Guatemala triplicó efectivamente su producción.

En Nicaragua es el turismo el que debe ser impulsado en forma planificada y ordenada para que dicha actividad pueda ocupar el sitio que le corresponderá en un futuro muy cercano. En la actualidad, es el segundo rubro en la generación de divisas. Por lo tanto, cualquier candidato que ignore esta realidad estaría mostrando una profunda ignorancia de los asuntos económicos del país.

El desarrollo turístico implica a su vez orientar recursos a favor del medio ambiente, es muy fácil la obtención de recursos económicos en el exterior, ¿quién no contribuiría a esta noble causa?

Se generaría una gran cantidad de empleo en los principales sitios de interés turístico y si nos declaramos en guardianes del medio ambiente, Nicaragua abrirá sus puertas al mundo y con ello al turismo. Existe pues, una íntima relación entre política, turismo y medio ambiente.

Ronald Ortiz Rivera

Economista.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: