Con la lupa en la mano

Byron Molina P.(Ciudadano del Mundo)byronm@ibw.com.ni Sin án y a referirme, porque todos ellos son sandinistas y con mucha razón les tengo un poco de temor, debido a la experiencia que tuve en los años que mal gobernaban mi país y que ahora noto que están deseosos de volver a sus andadas. Lo que sí noto […]

Byron Molina P.(Ciudadano del Mundo)byronm@ibw.com.ni

Sin án y a referirme, porque todos ellos son sandinistas y con mucha razón les tengo un poco de temor, debido a la experiencia que tuve en los años que mal gobernaban mi país y que ahora noto que están deseosos de volver a sus andadas. Lo que sí noto es que es un partido sin cabecillas confiables para candidatos presidenciales, se muerden entre ellos como jauría sedienta de poder y sangre.

Varios de ellos están inscribiéndose para candidatos de ese partido. Quieren llegar a la presidencia con el cuento que ahora sí son buenos y quieren enmendar los errores pasados ¿A quién van a engañar? Ya los conocemos y no hay confianza. No vale la pena hablar de Daniel Ortega y de Bayardo Arce, todos sabemos la vida y milagros de ellos, la ciudadanía los conoce y siempre los reprochará, ya no tienen ninguna fuerza política al respecto, pero la derecha está deseando que corra Daniel para candidato, perdedor seguro y ya no se diga de Bayardo. Daniel es tan malo que hasta su hermano lo cuestiona.

De Víctor Hugo Tinoco, dicen que los ojos son el espejo del alma, no me gusta su mirada, es fría y tiene un semblante de piedra, tiene una barbita de una persona dogmática comunista y por lo tanto no cree en Dios, porque según ellos; la religión es el opio de los pueblos. Este señor, que me imagino estudió en la Unión Soviética o en Cuba, no seria raro que si llega a la presidencia abriría los pelotones de fusilamiento, tipo Cuba. De los dogmáticos comunistas yo pienso lo peor debido a la experiencia que se ha vivido, por lo tanto no creo que le convenga al sandinismo y estoy de acuerdo con Humberto Ortega sobre la opinión que dio a los medios de prensa.

Y de Martínez Cuenca, no le veo carisma, ¿Qué no se mira al espejo? Con esa cara no llega ni a primera, es dura, calculadora y oportunista como todo buen economista de ese partido. Miremos para atrás y vamos a notar que este señor no hizo nada bueno por el país cuando estuvo en el poder y él es uno de ellos que nos dejó una deuda impagable debido a sus errores, que no cuente con mi voto ni hoy ni nunca, no lo conozco personalmente, pero por lo que veo, es prepotente y también es un candidato perdedor.

Triste es tener un partido tan colegiado como es el sandinismo y no tener miembros confiables para candidatos presidenciales, todos son del mismo tenor y el pueblo no puede esperar nada bueno de ellos. A mi pensar, el único candidato que tienen y con reserva es Dionisio Marenco, entre malos el mejor. Educado en el Colegio Centro América de los jesuitas, no es ateo, es granadino y por lo tanto es un personaje que viene de buena familia, no creo que sea resentido social, ni envidioso y no entiendo el porqué es Sandino comunista, ¿Será oportunista? El tiempo lo dirá, pero creo que se debe de estudiar al Sr. Nicho Marenco. Lo que sí me pregunto: Cuando falte Alí Babá, ¿quien lo repondrá?.

La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: