“Regalo navideño” de Enacal

El 20 de diciembre una cuadrilla de Enacal me cortó el servicio de agua por un recibo pendiente de pago del mes de septiembre del corriente año. Aunque se les explicó que estaba pagado y se solicitó tiempo para buscar el recibo, prepotentemente lo cortaron. Mis pagos los había realizado por el sistema de telebanca, […]

El 20 de diciembre una cuadrilla de Enacal me cortó el servicio de agua por un recibo pendiente de pago del mes de septiembre del corriente año. Aunque se les explicó que estaba pagado y se solicitó tiempo para buscar el recibo, prepotentemente lo cortaron.

Mis pagos los había realizado por el sistema de telebanca, en el 122. Trabajo en una empresa privada y estaba en la oficina cuando me avisaron e inmediatamente me comuniqué con emergencias de Enacal, allí me respondieron que tenía que presentarme con el recibo cancelado o con el boucher de la tarjeta de crédito para estudiar el caso (¿cómo tener un boucher si el pago lo hice por teléfono?).

Llamé molesta al 122 para quejarme y fui atendida por una señorita quien remitió por fax, tanto a mí como al encargado de caja en Enacal central, el comprobante con el arqueo de fecha 18 de octubre en donde aparece mi pago por el servicio de agua que me están cobrando.

Tras todas mis gestiones y después de perder parte de la mañana y toda la tarde, justamente a las 5:00 p.m. del departamento de Caja me dijeron que al siguiente día a primera hora reinstalarían el servicio de agua, gratis, puesto que había sido un error de Enacal.

A todo esto, nos quedamos sin el preciado líquido.

Me volví a comunicar y el encargado de Caja me dijo que la cuadrilla “ya estaba por llegar”, que así se lo aseguraron desde la oficina de Cuadrillas; conseguí el número de dicho departamento y tras explicarles nuevamente mi situación y enojarme por su yoquepierdismo, me indicaron que podían llegar en “todo el día, desde las 8:00 a.m. hasta las 6:00 p.m.”. Llegaron a reconectar a las 4:05 p.m.

Les amenacé con denunciar en el diario esta anomalía, discutí, etc. y no les importó en lo más mínimo. La última persona con quien me comunique más bien me invitó a hacerlo. ¿En que país estamos?…

Flor de María Pilarte

Bosques de Altamira, C-94.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: