Una de cal y otra de arena

No transcurrieron ni 24 horas en que el gobierno entregó los bonos de compensación del combustible y ¡zas!… El zarpazo del Plan Chatarra, lo cual es excelente porque asegura la vida de los usuarios, de las vías, pero ¿por qué no se hizo un aviso previo a los transportistas para que éstos esperaran las inspecciones […]

No transcurrieron ni 24 horas en que el gobierno entregó los bonos de compensación del combustible y ¡zas!… El zarpazo del Plan Chatarra, lo cual es excelente porque asegura la vida de los usuarios, de las vías, pero ¿por qué no se hizo un aviso previo a los transportistas para que éstos esperaran las inspecciones de rutina?, o ¿por qué la Policía en cada una de las terminales de las rutas o cooperativas de taxis no efectuó la inspección?, ¿por qué hacerlas en las calles creando embotellamientos vehiculares?

La medida del Plan Chatarra es buena; pero, porque no encienda la luz del señalador (pidevías) no creo que sea justificación para detener una unidad. En países altamente desarrollados, como en los Estados Unidos, el patrullero si nota un desperfecto le pone al vehículo un ‘sticker’. Esto le da al propietario 72 horas para reparar lo señalado.

Aclaración sobre los bonos

En mayo del 99 y marzo del 2000 el sector transporte de Managua ha solicitado se revise el arancel (impuesto a los hidrocarburos), concretamente el DAI, logrando presentar un anteproyecto que está engavetado. En dicho proyecto pretendemos que el DAI baje de forma gradual hasta que el precio de los derivados permita pagar lo justo y podamos los transportistas nivelar y estabilizar los costos de operación.

En este contexto es que el Gobierno mientras revisa la Ley de Hidrocarburos, ofreció a los transportistas la creación del bono de compensación; pero para mejor aclaración a la población, les diré que cuando el transportista llega a la gasolinera y compra un galón de diesel le está entregando de impuesto al Estado casi diez córdobas (C$10.00), o sea que en el mes cada unidad le entrega al Estado casi o más de treinta mil córdobas (C$30,000) y a cambio recibe cuatro mil quinientos córdobas (C$4,500), o sea que el bono que entrega el Gobierno es del 2%, el resto pasa a las arcas del Estado.

Trabajar en el 2001 será una odisea

En Managua, para el 2001 será una verdadera odisea; el Irtramma haciendo caso omiso a los acuerdos del 4 de mayo y del 14 de marzo 2000, que plantea una moratoria de concesiones deja de herencia a las autoridades entrantes más de seis mil placas taxis y más de treinta nuevas concesiones de rutas, que afectarán la estabilidad económica del país, por tanto la erogación será mayor de lo previsto en el 2000. Así que Herty no sólo cargará con este muerto, sino que también con lo que significa la viabilidad del tránsito en Managua.

Creo que con este escrito todos quedamos claros de quien es quien. En tal sentido, arrogándome la personalidad de todos los transportistas de Managua, deseamos felicidad, paz, prosperidad y esperanza en todos y cada uno de los hogares de Nicaragua.

Leonel Orozco F.

Cooperativa 12 de Octubre R.L. Ruta 165.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: