La abstención es grave para Nicaragua

La victoria pírrica obtenida por el FSLN, el día cinco de diciembre del corriente año. Nos dio la oportunidad a los nicaragüenses de observar que los “sandinistas” no cambian, y que si el pueblo nicaragüense no utiliza su voto útil, escogiendo para gobernar a los más honestos y capaces, independientemente si pertenecen o no a […]

La victoria pírrica obtenida por el FSLN, el día cinco de diciembre del corriente año. Nos dio la oportunidad a los nicaragüenses de observar que los “sandinistas” no cambian, y que si el pueblo nicaragüense no utiliza su voto útil, escogiendo para gobernar a los más honestos y capaces, independientemente si pertenecen o no a los partidos que hoy conforman las paralelas partidarias del FSLN y el PLC.

Nicaragua volverá a los entranques, a los morterazos, a las quemas de llantas y a las turbas aterrorizantes de los años 1979 a 1990. Los nicaragüenses no debemos volver a utilizar el voto-castigo, como la abstención. Porque ello nos llevaría al retorno de la dictadura “sandinista”. Que todos queremos que no se repita jamás.

Los nicaragüenses debemos escoger una tercera vía o una alianza de partidos democráticos. Que nos aseguren un cambio, para que los nicaragüenses tengamos la oportunidad de ver caras nuevas como gobernantes, y ajenas a las ligadas con los pactos y los amarres que hoy conforman las paralelas partidarias que gobiernan al país.

El ejemplo dado por los nuevos alcaldes “sandinistas”. Nos muestran que la política de someter al pueblo por el terrorismo y la violencia no han cambiado. Todos ellos incluyendo al de nuestra capital señor Herty Lewites, nos dieron esa prueba en las manifestaciones callejeras del cinco de diciembre para presionar al Consejo Supremo Electoral a dar el resultado que ellos exigían. En Diriamba, Managua, Ocotal y otras ciudades la población sufrió de colapsos nerviosos, ataques al corazón y niños que han quedado con el trauma de los morterazos lanzados por las turbas en esa ocasión. ¡Son estas las protestas cívicas que los “sandinistas” pretenden utilizar para hacer valer el voto de sus supuestos electores! Lo mismo que la política del miedo para los que son sus desafectos u opositores.

Las caras viejas del “sandinismo”, no representan una nueva alternativa. Ni tampoco la de los candidatos ligados por el pacto, la corrupción o a las piñatas. Los nicaragüenses debemos escoger mejores candidatos en otros partidos, para lograr que el país despegue económicamente y salgamos de esta pobreza a que nos tienen sometidos los que nos desgobiernan.

Francisco José Matus Robleto.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: