Por el San Juan

Mario Vargas Solísmvargas@home.com Al punto de vista que Nicaragua tenga soberanía sobre el Río San Juan y está claramente reconocido en el tratado Cañas-Jerez 1857, tenemos que poner ley, ya que “nuestros vecinos del sur” quieren aprovecharse de esto para hacerlo turísticamente potencial para ellos mismos, y, nosotros siempre nos dejemos ver como buenos nicaragüenses […]

Mario Vargas Solísmvargas@home.com

Al punto de vista que Nicaragua tenga soberanía sobre el Río San Juan y está claramente reconocido en el tratado Cañas-Jerez 1857, tenemos que poner ley, ya que “nuestros vecinos del sur” quieren aprovecharse de esto para hacerlo turísticamente potencial para ellos mismos, y, nosotros siempre nos dejemos ver como buenos nicaragüenses el 2do. país más pobre del mundo, esto (Río San Juan), es uno de los recursos más bellos que Nicaragua tiene para defenderse, aumentar y levantar su economía nacional.

Además, si han abusado o hayan hecho un tema político con el fin de una campaña electoral sobre el Río San Juan, pues, “quien ha dicho que la política es limpia”.

Políticamente se tienen que agarrar de algo para que el pueblo siempre esté en contra de algo o alguien para hacer de un país un banco personal para tomar todos los intereses, y en este caso el Río San Juan son esos intereses. Todos, y digo todos (partidos), deben unirse y tomar la mejor idea, no como partidistas, pero sí como patriotistas.

Y, por supuesto está, no plantearlo como un “caso de guerra” contra Costa Rica pero sí un caso de amor propio hacia Nicaragua, y creo que todos le debemos y debemos mucho a nuestro país, a los miles de nicaragüenses que viven afuera de su Patria y de sus familias y también a los que buscan cómo irse de ella, ya que ningún gobierno se ha echado la obligación o la responsabilidad en resolver los problemas nacionales.

Acordémonos cuando los problemas empezaron con independencia, cuando Costa Rica usurpó la provincia de Guanacaste, y claro está en la decisión Cleveland 1888 reafirmando “la navegación costarricense sobre el Río San Juan solamente por uso del mercado y no armas”.

Primeramente Colombia, que aún tenemos la disputa sobre San Andrés, Roncador y Quitasueños. Luego con Honduras quien con Colombia nos quieren quitar el norte, y, ahora Costa Rica con el Río San Juan, todos se agrupan con Colombia porque a ellos les conviene.

Claro que Colombia dice “Sí” a todas estas circunstancias, siempre y cuando le dejen lo que siempre han querido de Nicaragua.

Señores políticos, compatriotas nicaragüenses, pueblo mío, no pongamos el Río San Juan como una polémica electoral sino como un deber de soberanía nacional, y, “cuidado con el tiro por la culata”.