Parroquiana disgustada

Dra. Karmen Jiménez G.karmenjimenez@hotmail.com Me ha parecido de muy mal gusto el editorial del jueves 25 de enero (“Manipulación”), pues lo encuentro mal intencionado y tendencioso. Desde el principio han manejado esta noticia en forma poco profesional y muy amarillista. En balde he creído por tantos años que eran un periódico en que el pueblo […]

Dra. Karmen Jiménez G.karmenjimenez@hotmail.com

Me ha parecido de muy mal gusto el editorial del jueves 25 de enero (“Manipulación”), pues lo encuentro mal intencionado y tendencioso. Desde el principio han manejado esta noticia en forma poco profesional y muy amarillista. En balde he creído por tantos años que eran un periódico en que el pueblo pudiera confiar pues al ver la manera maliciosa en que han presentado la noticia que lejos de disipar dudas, más bien las implantan, me he convencido que no se diferencian en nada de los otros.

Si tienen el valor de publicar esta carta al menos sabré que son democráticos ya que he escrito sin éxito, cuatro cartas dando mi testimonio de que por ocho años consecutivos he asistido a misa en la parroquia Espíritu Santo, donde Monseñor Solórzano es el párroco, y jamás he oído en ninguna de sus homilías ni una sola palabra de política ni a favor ni en contra de ningún partido político, lo que me hace estar segura de que fue vilmente manipulado. No me cabe ninguna duda que en ningún momento dio opiniones sobre ningún político, menos de Daniel Ortega, que le tendieron una trampa y que sus palabras fueron totalmente tergiversadas.

Estoy segura de que mucha gente piensa como yo y que ustedes no han dado lugar para que se expresen. Más bien han publicado notas de personas resentidas y poco católicas aumentando así la confusión y la duda que era el objetivo principal de estos desalmados, especialmente del tal Adán Morales. Ahora comprendo por qué no se ha alzado ninguna voz de los que conocemos bien a Monseñor, las han acallado ustedes para imponer su desventurada forma de pensar, no sólo no defienden al obispo sino que lo hacen aparecer como alguien que se pone a dar opiniones cuando en verdad nunca lo ha hecho, pues es un hombre de gran prudencia, pero será Jesucristo quien lo defienda. Los enemigos de la iglesia no prosperarán.

Nota del Editor

En realidad, aparte de la carta de la señora Jiménez que publicamos en esta edición, sólo recibimos otra de ella sobre el mismo tema y el mismo día. Además, es imposible que publiquemos todas las cartas que recibimos, pues tendríamos que ocupar las dos páginas diarias de Opinión. Por otra parte, sobre el caso de Monseñor Solórzano publicamos esta semana un total de 8 cartas con opiniones divididas, que es lo que corresponde hacer en un periódico profesional, independiente y respetuoso de las diversas opiniones. Finalmente, en el Editorial “Manipulación”, que es de rechazo a la manipulación que denunció Monseñor Jorge Solórzano, no se comentan sus homilías sino las declaraciones que él dio a LA PRENSA y que publicamos el domingo 21 de enero.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: