Suicidio político

Rómulo Garachealbrcdr@cs.com Aliarse con el PLC, es suicidarse. El Partido Conservador, en estos momentos con un rostro nuevo, si es posible desconocido, o desconocida y que salga del pueblo triunfaría en las elecciones para noviembre, aliándose con el resto de los movimientos políticos. Los hambrientos que son la mayoría están desesperados por una nueva cara […]

Rómulo Garachealbrcdr@cs.com

Aliarse con el PLC, es suicidarse. El Partido Conservador, en estos momentos con un rostro nuevo, si es posible desconocido, o desconocida y que salga del pueblo triunfaría en las elecciones para noviembre, aliándose con el resto de los movimientos políticos.

Los hambrientos que son la mayoría están desesperados por una nueva cara en el tinglado político, Joaquín Cuadra dentro de ese movimiento a la cabeza con el Partido Conservador, será carta de garantía, ya que le restaría votantes al FSLN y que el pueblo rechaza la imagen de Daniel Ortega.

Por otro lado, los liberales honestos aliados con el Partido Conservador, derrotarían al corrupto PLC, la Resistencia Nicaragüense, sería otro brazo Armado para este movimiento de tercera vía, pues estamos seguros que en las próximas elecciones el pueblo le pasará la cuenta al corrupto de Arnoldo Alemán y Daniel Ortega.

Recuerden que Ortega puede ser llevado a los tribunales por Zoilamérica en el momento que deje la silla diputadil y no esté amparado por la inmunidad y allí se le cortó la cabeza como aspirante a la Presidencia.

Estoy de acuerdo con la opinión de Matamoros Lacayo, ya que está llena de sabiduría y es claro su planteamiento político. Pues el que se acerque a Alemán está muerto. El exilio aquí en Miami no quiere saber nada de Alemán ni de Ortega, pues existe mucha simpatía por Joaquín Cuadra, pues ya se vio su trabajo de respeto a la Constitución cuando estuvo de Jefe del Ejército.