Luis Fley, “Comandante Johnson” quien a finales de la guerra fue el Fiscal de Derechos Humanos en la Contra, escucha consejos de parte de Enrique Bermúdez, en el campamento Yamales. Años después, le tocaría a Fley investigar el crimen de Bermúdez. (Abajo) Peritos de Criminalística de la Policía Nacional revisan el cuerpo de Bermúdez, horas después de su muerte. Sus informes fueron desvirtuados meses después por investigaciones hechas en Estados Unidos. LA PRENSA/ARCHIVO.

Fley: “Investigación oficial fue basura”

“El gobierno hizo la mueca en las investigaciones y de este modo aparentar a nivel internacional que estaban cumpliendo, y de esta manera destrabar la ayuda de Estados Unidos”, dice

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: