Sobre Pedro Solórzano

Es triste que hombres de gran talento se pierdan en el camino y se desperdicie la oportunidad de que trabajen desde una posición de poder por levantar y reconstruir Nicaragua. Este es el caso de Pedro Solórzano, el que además de joven, es talentoso, honesto, esforzado y con buenas intenciones. Era un candidato de oro, […]

Es triste que hombres de gran talento se pierdan en el camino y se desperdicie la oportunidad de que trabajen desde una posición de poder por levantar y reconstruir Nicaragua. Este es el caso de Pedro Solórzano, el que además de joven, es talentoso, honesto, esforzado y con buenas intenciones.

Era un candidato de oro, como también José Antonio Alvarado. Una fórmula juntos hubiera sido invencible y arrasadora, además le hubieran dado un nuevo y mejor rostro a la política y al país. Como ciudadano les pido que no se rindan ni se hagan a un lado, Nicaragua necesita de su talento y de sus buenas intenciones, porque a este país sólo lo levantarán hombres honestos y de buena voluntad.

Marlon José Navarrete Espinosa.