Un sordo famoso

Cuenta solamente con 15 años de edad y ya su imagen ha sido vista por todos los Estados Unidos, Inglaterra y Suiza. Barney José Vega un joven sordo mudo de nacimiento, de condición humilde, pero con un gran espíritu de superación, no permitió que un impedimento físico apagara en él las esperanzas de ser útil […]

Cuenta solamente con 15 años de edad y ya su imagen ha sido vista por todos los Estados Unidos, Inglaterra y Suiza. Barney José Vega un joven sordo mudo de nacimiento, de condición humilde, pero con un gran espíritu de superación, no permitió que un impedimento físico apagara en él las esperanzas de ser útil y “famoso” para los demás como lo declara con su lenguaje de señas, para lo cual fue necesario que su mamá Jacqueline Aburto nos tradujera.

Doña Jacqueline descubrió que Barney sufría de este impedimento, a los tres meses de nacido. Barney no reaccionaba a los sonidos. Sin embargo lo tomó con naturalidad, puesto que Barney se sumó a ser el tercer sordomudo dentro de la familia. A los tres años, Barney ingresó al centro “El Divino Niño” y fue cuando Doña Jacqueline inició una relación con estudiantes terapéuticos que llegaron de Norteamérica para hacer un estudio de sordomudos en Nicaragua.

“A los tres años logró entrar a la escuela “Centro de Educación Especial Melania Morales” y es allí donde empezó su ritmo escolar. A la edad de 6 años hizo su primera entrevista en el colegio con los hermanos norteamericanos Annie Segands y Richard Segands para un estudio en videos y grabaciones de sordos para aprender el lenguaje por señas” afirma Aburto.

Fue cuando Annie notó en Barney era un niño muy perspicaz y con mucha energía. “Annie quedó sorprendida de ver el trabajo de Barney al ordenar a los niños de su clase y fue a partir de allí que decidieron grabar un video de niños sordomudos en Nicaragua, para lo cual Barney resultó el elegido”.

Este video emprendería para este joven todo este camino que lo ha logrado hasta hoy. Los videos tratan sobre un estudio del lenguaje de señas que utilizan los sordomudos en Nicaragua y sobre los proyectos que la escuela de sordomudos en conjunto con los norteamericanos realiza en Bluefields. “El primer video se proyectó en Estados Unidos, Inglaterra, Suiza y el Discovery Channel”, aseguró Jacqueline.

Hoy Barney domina un lenguaje de señas perfecto en español y casi en su totalidad el de inglés, pues dos meses antes tomó por su propia cuenta un libro de señas en inglés para poder comunicarse con su tío Douglas Vega que próximamente lo visitaría proveniente del país del norte y también sordo mudo.

Más tarde reforzaría estos conocimientos con la ayuda de su papá. Con Jacqueline como traductora, “nos dimos cuenta que este joven se siente muy capaz de realizar cualquier actividad que cualquier otra persona normal haría, además de sentirse muy importante por ser la imagen principal en los videos. “Me siento muy bien y orgulloso al verme en esos videos”, dice Barney.

Barney actualmente estudia pintura en la escuela de arte y se destaca como profesor de sordo mudos en Bluefields, así como en otros departamentos de Nicaragua, para lo cual se ha capacitado en varias ocasiones en los Estados Unidos. “Me encanta la idea de dar clases y estar junto a mis amigos”, dice. Ahora que ha viajado en varias ocasiones a EE.UU. ha notado que los jóvenes discapacitados son más abiertos, para lo cual sugiere que en Nicaragua deberían de haber mejores oportunidades y nuevas perspectivas.