Oyanka Cabezas: ‘El arte no es hobby’

Desde los tres años ya demostraba sus dotes como bailarina y cantante, según cuenta su mamá y su abuelita. Aunque su verdadera pasión la descubre en los ochenta cuando se inscribe en sus primeras clases de danza. Posteriormente experimenta en el modelaje, la cinematografía y el baile. Hoy Oyanka Guisell Cabezas Elizondo (29) ha coronado […]

Desde los tres años ya demostraba sus dotes como bailarina y cantante, según cuenta su mamá y su abuelita. Aunque su verdadera pasión la descubre en los ochenta cuando se inscribe en sus primeras clases de danza. Posteriormente experimenta en el modelaje, la cinematografía y el baile.

Hoy Oyanka Guisell Cabezas Elizondo (29) ha coronado con éxito estas tres facetas. Y ahora está a dos meses de culminar la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad del Valle.

Tiene más de 15 años de destacarse en el mundo de la danza contemporánea, ya ha actuado en tres películas siendo ella la protagonista en una de ellas (La Canción de Karla).

Oyanka lamenta que en Nicaragua la gente no vea el arte como una carrera, “no se ve como una profesión igual que todas, no lo ven como un relacionista público, un periodista, director o un gerente. El arte se ve como un hobby desgraciadamente y el sacrificio que se hace para estar en esto no es sólo pegar brincos y ya estuvo, no es así”, dice.

Aquí Entre Nos.– ¿Recuerdas tu primera presentación?

Oyanka Cabezas.– Fue en un cierre de año. Un montaje de Roberto Picado, pero no me acuerdo el nombre de la pieza.

AEN.- ¿El logro más grande hasta ahora?

OCE.- Tener a mi familia, a mi hija… En baile el haber logrado interpretar varias danzas, el haber incursionado en el arte de la cinematografía que no fue de la noche a la mañana.

AEN.- Háblame un poco de los sacrificios que requiere esta carrera.

OCE.- Cuando se me encendió el “bombillo” estaba en primero o segundo año de secundaria, significaba hacer un súper sacrificio para salir muy bien en las clases, para luego ir a la escuela de danza y buscar tiempo para las tareas del colegio. Tenés que tener una súper disciplina.

AEN.- ¿Has cumplido todas tus metas?

OCE.- Creo que sí, porque la verdad he incursionado en gran parte de lo que es el arte.

AEN.- ¿Cuál de las tres facetas sentís que te proyectas mejor?

OCE.- Considero que en las tres facetas he hecho todo lo posible por salir bien y presentar un buen trabajo al público, en las tres hay grandes oportunidades pero aquí es difícil.

AEN.- ¿Cuál de las tres te gusta más?

OCE.- Mira, a mí me encanta bailar y me encantó la experiencia que tuve en la última película, es muy enriquecedor, aprendés mucho.

AEN.- ¿Metas para este año?

OCE.- La primera es terminar mi carrera universitaria y aprender francés.

AEN.- ¿Qué actriz admiras?

OCE.- Hay varias, me encanta cómo trabaja la Julia Roberts, Mel Gibson, Susan Saradon, es impresionante cómo se meten en cada papel, que en cierto aspecto es lo que traté de hacer en esta última película.

AEN.- ¿Sos casada?

OCE.- Tenemos planes de casarnos, tenemos casi cinco años de estar juntos, y tenemos una niña de dos años, Camila Fernanda.

AEN.- ¿Cuéntame de tu rutina diaria?

OCE.- Normalmente voy al gimnasio por la mañana, pero no siempre, ya que a veces me da “pereza” o me da pesar dejar a la niña sola. Ensayo de nueve de la mañana a una de la tarde, luego le dedico tiempo a mi hija, a veces tengo que ir a impartir clases privadas en las tardes, y a la universidad de seis a nueve.

AEN.- Hablando un poco de cosas personales… quisiéramos saber ¿qué tipo de besos te gustan?, acaramelados, prolongados, con lengua…

OCE.- Ríe. Eso es cuestión de gustos, vuelve a reír. Lo de los besos me lo reservo.

AEN.- ¿Algún castigo fuerte por vagancias cuando eras adolescente?

OCE.- Siempre fui vaga, me robaba los mangos de la casa vecina y cuando preguntaban ¿quién anda ahí?, yo decía ¡miau! Y una vez me gané una fajeada. También recuerdo otra vez con mi hermano, nos agarraron y me lastimé con un vidrio, tengo una cicatriz en la mano.