Religiosas trapenses desarrollan proyecto lechero en Chontales

Siete monjas viajaron desde Argentina para apoyar a productores Leslie Nicolás Lacayo leslie.nicolas@laprensa.com.ni Viajaron desde el sur de América, desde Argentina, con la voluntad de transferir sus conocimientos espirituales acompañados siempre de un toque social en bien de aquellos que lo necesitan. Siete monjas de la comunidad denominada Hermanas Trapenses están desarrollando un proyecto lechero […]

Humberto Sánchez, presidente de Conagan, hace entrega de la máquina descremadora de leche a las religiosas de la Comunidad Hermanas Trapenses.

  • Siete monjas viajaron desde Argentina para apoyar a productores

Leslie Nicolás Lacayo leslie.nicolas@laprensa.com.ni

Viajaron desde el sur de América, desde Argentina, con la voluntad de transferir sus conocimientos espirituales acompañados siempre de un toque social en bien de aquellos que lo necesitan. Siete monjas de la comunidad denominada Hermanas Trapenses están desarrollando un proyecto lechero en el municipio de San Pedro de Lóvago en el departamento de Chontales.

El proyecto lácteo en este municipio iniciará paralelo a la construcción del primer monasterio de Hermanas Trapenses en Centroamérica y Nicaragua, el que estará ubicado entre San Pedro de Lóvago y la Libertad, Chontales.

Hermanas Trapenses es una comunidad de religiosas de origen argentino que acogen a personas que desean dedicarse por un tiempo determinado a la oración y devoción religiosa.

Las siete hermanas llegaron a Nicaragua desde el 20 de febrero del año pasado, y desde entonces hasta la fecha se han dedicado a construir el monasterio, el cual fungirá como una fundación del Monasterio de Madre de Cristo con sede en Argentina.

Mabel María Iriarte, una de las siete religiosas de la comunidad Hermanas Trapenses, explicó que con el apoyo de la orden a la que ellas representan estarán financiando la construcción de este monasterio y el proyecto lechero.

Iriarte indicó que existen diferentes trabajos de corte social que realizan los monasterios de Hermanas que están en distintas partes del mundo, y la producción de derivados de lácteos es parte de uno de estos trabajos sociales que ellas quieren desarrollar en la zona en donde están.

A MEJORAR PRODUCCIÓN

La religiosa señaló que exactamente la idea les vino cuando conversaron con el padre de la comunidad, quien les recomendó que sería una buena idea la creación de un proyecto lechero dado la característica de la zona.

Mariel Massa, otra de las religiosas, dijo que tratarán de instalar una pequeña industria en esta zona y recién están iniciando con el proyecto, y para ello están trabajando en la producción de queso solamente las siete religiosas, y lo hacen hasta el momento de forma artesanal, pues no cuentan con los equipos requeridos.

“Por eso pedimos a Conagan que nos financiara una máquina descremadora, y nos sugirieron que buscáramos ayuda con la UNAG de Juigalpa, y así fue que obtuvimos respuesta positiva de parte de ellos”, indicó Massa.

Humberto Sánchez, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), dijo que esta organización seguirá proporcionando ayuda a esta congregación religiosa, y para ello se han comprometido a prestar capacitación en lo correspondiente a higiene y calidad.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: