Sacudida de camisa

La crítica sobre el uso de ortografía y expresiones noticiosas en los medios de comunicación publicada en LA PRENSA el 7 de enero en la pagina de Opinión era más que necesaria. Yo he criticado varias veces a LA PRENSA por sus “errores” ortográficos, especialmente de puntuación. En otros diarios escritos que leo por medio […]

La crítica sobre el uso de ortografía y expresiones noticiosas en los medios de comunicación publicada en LA PRENSA el 7 de enero en la pagina de Opinión era más que necesaria. Yo he criticado varias veces a LA PRENSA por sus “errores” ortográficos, especialmente de puntuación.

En otros diarios escritos que leo por medio del Internet la situación es irredenta y por eso ya ni les envío mis críticas. Pero quiero hacer una breve observación: En la carta de crítica se escribe “…Sin embargo, una y otra vez salen en las publicaciones, los mismos errores”. Según recuerdo de mis años de primaria en La Salle de Jinotega, se escribe “Sinembargo” todo junto. Lo mismo que la coma entre “publicaciones” y “los” resulta sobrando.

Yo no soy lingüista, sino un simple ingeniero electrónico y traductor, pero sí me interesa muchísimo que lo que se pretende decir, no sea malinterpretado como consecuencia de una mala ortografía o de una mala gramática. Hay que recordar que no es lo mismo comparar zapatos de hule para chavalos que comprar zapatos para chavalos de hule. Lo felicito por su artículo y espero que el señor Sequeira no me tome a mal la leve sacudidita de camisa. Un texto con ortografía equivocada es como una melodía con el compás equivocado. Literalmente, uno se tropieza leyéndolo.

E. Arturo Castro Frenzel
Berlín, Alemania