A mi padre

Dedicado a mi padre que en paz descanse:José Reynaldo Úbeda Zeledón Fuiste la estrella que brilló en el cielode aquella joven doncella convirtiéndolaen la madre más bellay hoy… somos dos los frutos de ese amordesapareciste como el sol por el oriente¡No te imaginas cómo nos dolió perderte!hubiese sido lindo poder ver tu sonrisaacariciándonos como tierna […]

Dedicado a mi padre que en paz descanse:
José Reynaldo Úbeda Zeledón

Fuiste la estrella que brilló en el cielo
de aquella joven doncella convirtiéndola
en la madre más bella
y hoy… somos dos los frutos de ese amor
desapareciste como el sol por el oriente
¡No te imaginas cómo nos dolió perderte!
hubiese sido lindo poder ver tu sonrisa
acariciándonos como tierna brisa
poder tener tus brazos y en un abrazo
dormirme en tu regazo.
Pero el maestro grande de la guerra
y de la muerte devoró tus entrañas
¡si supieras como se te extraña!
y aunque el tiempo ha pasado
de mi corazón no te has borrado
y aunque hoy preciso sonreír
para ocultar mi sufrir y el
dolor de no tenerte se que
luchaste hasta la muerte
por defender tu familia y tu ideal
lo que te llevó a ese triste final
y hoy que tu vacío es como una espina
cruel me consuela una esperanza fiel
volverte amar y tener cuando Dios te
traiga al Edén.