Ingeniero cubano aclara

Ing. Pedro Echevarría Fernández, Por este medio patentizo mi desacuerdo con una referencia hecha a planteamientos expuestos por mí, respecto a las vías de control de la plaga del gorgojo descortezador del pino, que aparecieron en la edición del 14 de enero del 2002, en la que se dijo que: “Expertos del Servicio Forestal de […]

Ing. Pedro Echevarría Fernández,

Por este medio patentizo mi desacuerdo con una referencia hecha a planteamientos expuestos por mí, respecto a las vías de control de la plaga del gorgojo descortezador del pino, que aparecieron en la edición del 14 de enero del 2002, en la que se dijo que: “Expertos del Servicio Forestal de Texas, EE.UU. y especialistas en control y manejo de plagas de Cuba, confirmaron que no existe ninguna forma de erradicar esta plaga, y que la única manera es mediante la tumba de árboles”.

Hasta donde yo conozco, soy el único especialista en control y manejo de plagas procedente de Cuba. Mi presencia en Nicaragua se debe al esfuerzo de alcaldes, organizaciones y dueños de bosques, representados en Amunse, para buscar otras alternativas para el control de la plaga, que no fuera solamente el llamado Método de Control Directo (Cortar y Dejar).

De hecho, introducir experiencias de manejo integrado de plagas significa que en la actividad de control de plagas y enfermedades en cualquier especie vegetal, de cultivo o natural, se aplicarán todos los métodos de control conocidos y racionalmente aplicables. Éste ha sido el contenido de las capacitaciones que he desarrollado con técnicos, dueños de bosques y funcionarios en los departamentos de Nueva Segovia, Matagalpa y Estelí, con participantes de Jinotega, Madriz y León.

Esto no significa que esté en desacuerdo totalmente con el Método de Control Directo, aplicable en determinados casos de acuerdo con las dimensiones del ataque; pero no lo considero por sí solo capaz de resolver el problema y así lo he planteado.

No he tenido suerte con las declaraciones a LA PRENSA. En dos ocasiones mis planteamientos fueron modificados y les cambiaron el significado, lo cual entendí como desconocimiento técnico y nada intencional. No hice ninguna aclaración oportuna, pues no estaba en mi ánimo establecer controversias en un medio de difusión, a lo cual no estoy acostumbrado. En mi país, siempre que he participado con la prensa en alguna entrevista sobre asuntos técnicos, el artículo final me ha sido mostrado antes de su publicación, para evitarnos estos problemas.

Me sorprendí al leer dicho artículo, encontré declaraciones mías que yo no concedí y que por supuesto difieren de mis criterios. Deseo que tenga en cuenta que tales afirmaciones cuestionan mi presencia en este país ante quienes me trajeron, y niegan todo lo que he impartido en mis capacitaciones hasta hoy y lo que seguiré haciendo en el futuro inmediato.

Asesor Técnico de Amunse.
Ocotal, Nueva Segovia.
  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: