Donaciones a la Iglesia

Carlos A. Moreno L. caramoren@hotmail.com Son preocupantes las declaraciones del Vicario de la Arquidiócesis de Managua, Monseñor Eddy Montenegro, que aparecen en LA PRENSA del día miércoles 23 de enero. Que el Vicario reconozca, luego de que la información fuera publicada en diversos medios, de que el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, le […]

Carlos A. Moreno L. caramoren@hotmail.com

Son preocupantes las declaraciones del Vicario de la Arquidiócesis de Managua, Monseñor Eddy Montenegro, que aparecen en LA PRENSA del día miércoles 23 de enero. Que el Vicario reconozca, luego de que la información fuera publicada en diversos medios, de que el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, le ha entregado “donaciones” por unos 10,000 dólares de fondos del CSE, es un asunto que no se puede tomar a la ligera.

El presidente del CSE no puede jugar con fondos públicos, y más en un país donde legalmente existe la separación entre Estado e Iglesia. Esos fondos son de nosotros los contribuyentes nicaragüenses, que pensábamos que ese dinero se utilizaba en el CSE para actividades electorales y no para hacer préstamos personales o para favorecer a una iglesia o grupo religioso en particular.

La afirmación de Monseñor Montenegro de que él suele pedir ayudas económicas a los poderes del Estado tampoco es nada edificante para la Iglesia Católica, porque la jerarquía de la Iglesia debe ser la primera en respetar su independencia de cualquier gobierno o institución pública.

Es curioso que Monseñor Montenegro contradiga al presidente del CSE al explicar el motivo de esas “donaciones” del CSE. Mientras Rivas hablaba de un cobro por el uso de la parroquia de Santa Marta, Monseñor ahora lo niega rotundamente y habla de simples “contribuciones”. ¿Quién dirá la verdad?  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: