Sobre las nuevas autoridades del Minsa

Dr. Pedro León Berroterán Blanco El problema de salud en Nicaragua no es tan simple; los funcionarios anteriores no han solucionado el problema ni han cumplido con los programas. ¡He ahí, la clave del asunto!, el pasado y el presente del Minsa ha sido de funcionarios incompetentes, efecto de una causa: haber seleccionado ministros, viceministros, […]

Dr. Pedro León Berroterán Blanco

El problema de salud en Nicaragua no es tan simple; los funcionarios anteriores no han solucionado el problema ni han cumplido con los programas. ¡He ahí, la clave del asunto!, el pasado y el presente del Minsa ha sido de funcionarios incompetentes, efecto de una causa: haber seleccionado ministros, viceministros, secretarios y directores generales, que no conocían ni dominaban la realidad de salud, ya sea porque en su mayoría no han sido profesionales de la salud, o si lo fueron, tenían desconocimiento del Minsa.

Un elevado número de médicos, enfermeras, auxiliares y técnicos de la salud no compartimos la escogencia de la Sra. Lucía Salvo como Ministra de Salud, porque no tiene ningún conocimiento o título profesional en salud, al igual que la señora Guardián, nombrada viceministra, es como si a la empresa Eskimo, S.A. le seleccionaran de gerente de venta a un médico o a una enfermera, lo cual, es casi imposible.

Si hay que enfrentarse con dificultades de presupuesto, incumplimiento de programas y vicios muy arraigados, lo más acertado hubiera sido poner en las máximas posiciones al personal más adecuado y más acertado, y eso sólo podrían ser los profesionales de la salud.

El Minsa deberá ser un ente regulador, pero esto sólo lo logrará cuando se seleccione en los cargos de máxima conducción a las personas idóneas, que el sentido común nos dice, que serían médicos, enfermeras y demás profesionales de la salud. Por algo dice el refrán: “Zapatero a tus zapatos”.

Médico Internista y Salubrista.