La moral relativa del Frente Sandinista

Los altos dirigentes, líderes, figuras públicas, empresarios y altos cuadros importantes del FSLN manejan una moral acomodada y adecuada a su conveniencia y a sus intereses de poder. Convierten a la moral, entonces, en algo relativo en donde de acuerdo al partido, a su ideología y a su doctrina manosean los valores y principios que […]

Los altos dirigentes, líderes, figuras públicas, empresarios y altos cuadros importantes del FSLN manejan una moral acomodada y adecuada a su conveniencia y a sus intereses de poder. Convierten a la moral, entonces, en algo relativo en donde de acuerdo al partido, a su ideología y a su doctrina manosean los valores y principios que rigen a la humanidad.

Dichos valores tienen origen más allá de una doctrina política, ideológica o filosófica, en el ser supremo, creador del universo, y querer hacer relativos esos valores es pretender hacer relativo a Dios, quien es absoluto e inmutable.

La humanidad adoptó los valores morales y los hizo suyos porque éstos le garantizan libertad, armonía, paz, convivencia pacífica y agradable estadía; a nadie le agrada lo desagradable.

Algunos miembros del FSLN hablan con una doble moral o dos caras: una la que defiende a los pobres, a los trabajadores y humildes y la otra los que los reprime, los amenaza, los insulta, los ofende y los explota. Vemos en acción la hipocresía de los que dicen defender y proclamar la justicia social desde el socialismo y la doctrina marxista, pero en la práctica se comportan como los peores capitalistas salvajes de la ultraderecha.

Marlon José Navarrete Espinoza