Fútbol calle & fútbol sala

El fútbol hace que te olvidés de todos los problemas porque estás concentrado en el juego. Es un deporte de mucho movimiento y de actividad física”, dice Róger Flores, un muchacho de 17 años de edad, estudiante de quinto año del Colegio Hispano Nicaragüense, quien desde los ocho años ha dedicado sus tiempos libres a […]

El fútbol hace que te olvidés de todos los problemas porque estás concentrado en el juego. Es un deporte de mucho movimiento y de actividad física”, dice Róger Flores, un muchacho de 17 años de edad, estudiante de quinto año del Colegio Hispano Nicaragüense, quien desde los ocho años ha dedicado sus tiempos libres a practicar este deporte.

Recuerda que a esa edad, a partir de las cuatro de la tarde las calles se convertían en testigos de sus habilidades con el balón.

“Desde que me acuerdo, mi costumbre era jugar fútbol y en las vacaciones nos levantamos a las cinco de la mañana para ir a jugar a Don Bosco”, cuenta con mucho orgullo.

Actualmente le dedica tiempo al deporte los fines de semana, forma parte del equipo La Máquina, y también es integrante del equipo Fútbol Sala de su colegio, a la vez con sus amigos del barrio ha conformado un grupo llamado Barcelona.

A pesar que tiene muchas actividades deportivas, Róger no descuida sus estudios, al menos no se considera “ni bueno ni malo, sino un alumno normal”. La posición que ocupa dentro del equipo es de volante, o sea el que ayuda a defender y el que tiene la distribución de los balones para armar jugadas.

Al igual que Róger, muchos jóvenes logran divertirse sanamente y tratan de llevar una vida alejada de pandillas y drogas. Ejemplo de ello es el equipo La Máquina. Se podría decir que gracias a este equipo de la Colonia Nicarao en Managua el fútbol calle comienza a organizar ligas y torneos.

“Pongámosle la máquina”, dijeron los diez jóvenes pioneros, que por la falta de recursos decidieron jugar en la calle de la cuadra ya que no pudieron costearse las condiciones para divertirse jugando fútbol sala. Inspirados en el grupo musical la máquina, bautizaron con ese nombre al equipo que también consideraron sería una máquina de goles.

Fue exactamente unos años atrás que estos muchachos hicieron volantes y regaron la voz de una convocatoria a los barrios vecinos para ver si se hacía un campeonato o algo similar, “ya que es bueno competir para evaluarnos”, dice Emmanuel Ojeda, quien tiene la función de director técnico del equipo La Máquina.

Es increíble lo que una idea de un grupo de vecinos y amigos puede lograr construir. A esa convocatoria asistieron 14 equipos, los cuales hoy se han multiplicado a un promedio de 30.

Desde entonces estos jóvenes, que en su mayoría estudian y otros trabajan, han buscado miles de formas para mantener la pasión por el deporte como una llama que no se apaga a costa de lo que sea.

“Para poder comprar los uniformes y pagar arbitraje, hacemos fiestas y recolectas entre nosotros mismos, también los muchachos ahorran”, asegura Dic Alquilar, presidente del movimiento deportivo Fútbol Calle de la Colonia Nicarao.

Sin embargo, no sólo existe el fútbol calle, ése en el se necesitan dos piedras para hacer la cancha en la cuadra y un balón. Existe también el fútbol sala que desde varios años atrás se practica, pero de manera organizada y en condiciones óptimas únicamente se juega en el Colegio La Salle.

Ahora el fútbol sala, al igual que el fútbol calle, están a tu alcance, ya que desde el año pasado se organizan ligas, compuestas y dirigidas por jóvenes de buena voluntad que lo único que quieren es divertirse y, uno que otro, salir de la vagancia a través del deporte.

En fútbol sala hay 22 equipos organizados que compiten por un primer lugar en las ligas. “Son 10 equipos infantiles, 8 masculinos y 4 equipos femeninos”, informó Ulises Núñez, organizador de la liga Fútbol Sala del Barrio San Antonio.

“La Maquina, San Antonio CPL, Boca Jr, Los Diablos Rojos, Santana, El River, son algunos de los más destacados”, dice.

Actualmente, en la cancha de San Antonio se lleva a cabo la cuarta liga fútbol sala, ésta da inicio un poco antes que la liga de fútbol calle por requerir de más partidos.

La Máquina
(Fútbol Sala)

Logros de La Máquina: Ganador del primer lugar en II torneo relámpago, liga fútbol sala San Antonio. Ganador del primer lugar en torneo de fútbol calle en la Colonia Nicarao. Los premios son medallas de oro, plata y bronces para el primer, segundo y tercer lugar respectivamente.

Ganador del segundo lugar en II torneo de Fútbol Sala “San Antonio”.

Fuerzas Unidas
(Fútbol Sala)

“Ser campeones”, es nuestro lema, dice Jorge Isaac Pérez, representante del equipo. Quien cuenta para Aquí Entre Nos su testimonio. “En lo personal fui drogo, coquero, estuve en un orfanato”, cuenta. Le da Gracias a Dios que le motivó a jugar fútbol, porque ahora cursa el tercer año de Administración de Empresas en la ULAM. “Nos reunimos para formar este equipo porque es un deporte que nos da energías, además tenemos objetivos de apartarnos de la vagancia”, concluyo Pérez.

Diablo Rojo
(Fútbol Sala)

Este nombre fue elegido entre todos. Se consideran fanáticos al equipo del “El Ayac”, grupo holandés, que en un tiempo se llamó Diablo Rojo. Estos jóvenes eran asiduos amantes del fútbol rápido, como ellos le llaman, por eso tomaron la decisión de iniciar una liga. “Vimos la necesidad de atraer a los jóvenes a cosas nuevas y no permitir que se acerquen a las drogas”, dice un integrante del equipo. “Jóvenes sin droga”, es el lema de los Diablos Rojos, quienes tienen un uniforme gracias a la donación que les hizo una organización que trabaja bajo el mismo lema.

La Juventud
(Fútbol Sala)

Lograron el Primer lugar fútbol sala San Antonio en octubre del año pasado. El motivo que los llevó a formar un grupo es uno: “pasión al fútbol”, dice Carlos Dámaso, capitán del equipo.

Boca Jr.
(Fútbol Calle)

El nombre se debe a que estos muchachos son admiradores de un equipo argentino que lleva el mismo nombre. Este grupo de amigos está conformado como equipo desde hace un año atrás, y obtienen el uniforme gracias a ahorros propios. El capitán es Róger Flores, de 17 años de edad, y estudiante del quinto año en el Colegio Hispano Nicaragüense.

Logros obtenidos:

– Segundo lugar torneo relámpago fútbol calle, Col. Nicarao.

– Segundo lugar Torneo Regular fútbol calle, Col. Nicarao.

– Primer lugar II torneo relámpago fútbol calle, Col. Nicarao.

– Primer lugar II torneo regular fútbol calle, Col. Nicarao.

– Los integrantes de este equipo actualmente forman parte del equipo Barcelona.

Reglas del juego

El fútbol calle, que ahora más que nunca, es una fiebre en los varones de los barrios, tiene distintas categorías. Tales como: mosquito, infantil, juvenil y especial de mujeres.

Las reglas del fútbol calle son parecidas al del fútbol sala. Hay diferencias en cuanto a los saques laterales, en el fútbol calle se juega sin portero y el tamaño de la cancha es más pequeño.

“Esto es básicamente para proteger a los vecinos, de manera que la pelota no interfiera con su tranquilidad”, afirmó Dick Aguilar, presidente del movimiento deportivo fútbol calle de la Colonia Nicarao.

En cambio para jugar fútbol sala se requieren de condiciones más adecuadas, tales como las longitudes de la cancha en la que sí hay un portero estático. Cabe mencionar que en los torneos relámpago participan todos los equipos. Éste es un juego corto en el cual se realiza la eliminatoria.

Al primer lugar se le obsequia un diploma. Este torneo relámpago sirve a la vez como período de adaptación previo a las ligas para los jóvenes. Los premios para los primeros lugares de las ligas no son monetarios, sino más bien son medallas de oro, plata y bronces para el primero, segundo y tercer lugar respectivamente.

“Actualmente tenemos problemas con la premiación del campeonato anterior, porque nos hizo falta recursos, tenemos una parte pero todavía nos falta. Tal vez alguna institución nos apoya para poder hacer la premiación, y ojalá que nos salga un patrocinador que nos ayude”, concluye Aguilar.

Convocatoria

Actualmente hay una convocatoria abierta para todos aquellos

jóvenes que desean ser partícipes en las ligas de fútbol calle. Los interesados pueden comunicarse con Emmanuel Ojeda, al teléfono 2499500.