Los chicos me rechazan

Estimada Psicóloga:Soy una adolescente de 16 años, curso tercer año de secundaria. Me siento mal porque mis amigas tienen novio y yo no. Me gustaría tener mi novio, a mí me gustan los chicos, pero nadie me hace caso. Me siento horrible, porque pienso que no les importo, que no les gusto, estoy con la […]

Estimada Psicóloga:
Soy una adolescente de 16 años, curso tercer año de secundaria. Me siento mal porque mis amigas tienen novio y yo no. Me gustaría tener mi novio, a mí me gustan los chicos, pero nadie me hace caso.

Me siento horrible, porque pienso que no les importo, que no les gusto, estoy con la moral baja, hace poco perdí a alguien que amaba, él ya no está aquí, está en el cielo, me puse muy mal por eso, pero con ayuda lo superé.

Cuando me acerco a un muchacho y hablo con él no se siente bien, es como si mi presencia les molesta, la verdad soy una chica buena, sincera, amistosa, alguien incondicional. No entiendo por qué me sucede esto. Ayúdeme, déme un consejo.

Respuesta:
El amor es una emoción auténtica, que se aprende de los primeros contactos de afecto que recibimos. Y es determinante quién lo da y cómo lo da para que analicemos cómo lo estamos buscando y bajo qué condiciones lo estamos pidiendo.

Te lo dieron sin pedirte nada a cambio o tuviste que aprender a “ganártelo”. A tu edad, es muy importante sentirse atractiva para el sexo opuesto y para los mismos amigos, ya que se están asentando las bases de la identidad y se está fortaleciendo la personalidad, y esto es parte del desarrollo psicológico, pero lo determina, cuáles son los mensajes aprendidos, la información ya guardada, sobre lo qué es ser mujer, el concepto aprendido de lo que es el amor y que implica.

Todo empieza desde adentro, el cómo nos vemos y nos sentimos, va a determinar en la mayoría de los casos el cómo vemos las cosas y a las personas.

¿Ya te detuviste a pensar en vos? Porque pareciera que andás buscando en los otros lo que debés conocer, gustar, encontrar en vos misma. Qué tanto estás practicando el amor por vos misma, y esto trae consigo el respeto a lo que sos, pensás, sentís y expresás. ¿Qué tanto estás cultivándote, creciendo emocional y espiritualmente? No es lógico ni justo que sigás buscando la respuesta en los demás.

Posiblemente la creencia que tenés de que los muchachos que te interesan te rechazan, sea una proyección del rechazo que vos misma sentís por vos. Revisá qué tanto te incomoda o molesta estar funcionando así, porque si eso sucede es importante que desde ya comencés a hacer cambios positivos y sanos en el corto y mediano plazo en tu vida.

Construir amor para vos misma va a ser el ingrediente que le dará dignidad a tu existencia. Fortalecer tus cualidades ya reconocidas le darán fundamento y peso a eso.

Vos sos importante y valés mucho sólo desde el momento en que existís, y son tus actitudes de respeto y amor propio las que te darán la fuerza y consistencia para alcanzar tus metas, fortalecerte, tener amigos de verdad, pero principalmente ser vos misma.

La mujer no es más importante porque tenga un novio o compañero a la par, es importante y vale por el peso de sus palabras, por la fuerza de sus pensamientos y por la coherencia de sus actitudes y acciones.

Todo vendrá a su hora, si lo forzás ya no es auténtico, utilizá tu energía en aprender más de vos, de la vida, conocete, amate y date cuenta de que lo más importante no será qué tanto te quieran los demás, sino qué tanto te amás a vos misma, porque reconocerte como ser humano, persona y mujer te va a permitir trascender.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: