Molestia por funeraria

La noche del 19 de febrero se nos hizo difícil entrar a nuestras casas, y al mediodía siguiente la odisea fue mayor. La causa fue un velorio que había en la Funeraria Reñazco. Los firmantes de esta carta tenemos más de 20 años de vivir en Residencial Altamira de Este, Managua, en las casas situadas […]

La noche del 19 de febrero se nos hizo difícil entrar a nuestras casas, y al mediodía siguiente la odisea fue mayor. La causa fue un velorio que había en la Funeraria Reñazco.

Los firmantes de esta carta tenemos más de 20 años de vivir en Residencial Altamira de Este, Managua, en las casas situadas de los semáforos de la Vicky 2 c. abajo 1 c. al lago, y nunca nos habíamos topado con tal situación.

La casa del mencionado establecimiento no presta las condiciones básicas para dar el servicio a los deudos, no cuenta con su propio parqueo, de modo que hace uso del derecho de vía, y todos los usuarios, inclusive los dueños de casas, tienen que aparcarse en la calle interna, y se ocasiona un embotellamiento.

Tampoco se respetan las entradas de los vehículos, como se indica en el manual del conductor que debe ser aplicado todo el tiempo. Los agentes de la Policía se darían gusto allí aplicando multas a los conductores.

La casa que utilizan para la mencionada funeraria fue diseñada para residencia, sólo le remodelaron la fachada, e internamente no tiene las facilidades que sí hay en empresas similares.

Además, las instalaciones despiden un desagradable mal olor y todo eso nos da la razón de que esa empresa no cumple los requerimientos básicos para operar sin causar molestias al vecindario. Por eso solicitamos a las autoridades correspondientes que hagan una inspección y confirmen si cumple o no con los requisitos básicos, con el fin de que se nos permita volver a la normalidad.

Verónica Valle Ascensio
(Hay 7 firmas más)  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: